Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE ALBACETE

En el país de los ciegos

La socarrona sabiduría popular que se expresa en el refranero puede aplicarse perfectamente a la fiesta, pues en ella también ocurre que el tuerto, en este caso Emilio Muñoz, se sube al trono en el país de los ciegos en torería, sus compañeros de terna ayer en el neomudéjar coso albaceteño, Litri y Rafael Camino. Pese a que el trianero se limitó a aproximarse, y no en demasía, al toreo en el que le correspondió en cuarto lugar, se distanció a millones de años luz táuricos de los supervulgares mencionados.Muñoz, vestido en el anovillado inválido primero con su tradicional terno de cabreo y oro, anduvo con él como si se hubiera trasmutado en Litri. O sea, trafallón, nervioso, acelerado y ventajista, pues el trasero lo colocaba en Murcia y la punta de la muleta en la salida de la carretera de Albacete a Madrid. Pero llegó su segundo y Muñoz ya acercó sus pudendas partes traseras hasta Hellín, a medio camino entre Murcia y Albacete, y fue capaz de extraer, de uno en uno, cuatro naturales de lentitud perezosa y olores de almazara. Faltó ligazón por su semidisimulado cangelo, pero Muñoz añadió dos arrebatadores pases de pecho marcadísimos al hombro contrario y lucró su orejita, aunque sólo fuese con ese mínimo pejugal del evangelio del arte de Cúchares.

Benítez / Muñoz, Litri, Camino

Cinco toros de Benítez Cubero (uno devuelto por cojo), con presencia, bien armados, manejables y flojos. lo sobrero de Antonio Ordóñez, terciado e inválido. Emilio Muñoz: estocada caída (ovación); media desprendida (oreja). Litri: estocada atravesada baja y descabello (silencio); estocada delantera perpendicular y descabello (división). Rafael Camino: estocada tendida traserísima, pinchazo, estocada tendida -aviso- y descabello (silencio); estocada en una paletilla, estocada corta baja, estocada desprendida y tres descabellos (pitos). Plaza de Albacete, 13 de septiembre. 6ª corrida de feria. Media entrada.

El primero del lote de Litri estaba más para bizmas que para pláticas o diálogos taurinos, lo que no impidió al coletudo mostrar su gran habilidad codillera, utilizando los engaños cual sayo de Belarte, por seguir con expresiones quijotescas. En el berrendo quinto, Litri salió enchufado a la red de alto voltaje. Eléctrico de manos y pies, que jamás se asentaron en la arena, le pegó al burel con más calidad del encierro alrededor de tropecientos mil pases. Y hablando de electricidades y enchufes, el mérito de Camino para actuar en esta feria es que lo apoderan los empresarios de la plaza. Su torero los dejó en ridículo con una actuación desorientada y que todavía ensució más con los aceros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 1994