COMUNICACIÓN

Una revista de Guatemala, presionada por informar de la cumbre de El Cairo

El influyente semanario guatemalteco Crónica ha denunciado que el Opus Dei está utilizando toda su su influencia entre los empresarios para que éstos retiren su publicidad al medio, quien ha sido alertado por anunciantes, amigos y lectores. Crónica es uno de los pocos medios de comunicación del país que ha informado profusamente sobre la conferencia de Población y Desarrollo de El Cairo, con una línea independiente a la promovida por la Iglesia católica y abanderada en Guatemala por los miembros de la prelatura. La denuncia fue inmediatamente desmentida por el director de la oficina de información del Opus Dei en Guatemala, Luis Grimaldi, extremo que el presidente del consejo editorial de Crónica, Francisco Pérez de Antón, atribuye a "la santa desvergüenza" que predicaba el fundador del Opus De¡, José María Escrivá de Balaguer."El Opus Dei no se hace responsable por ningún acto de sus miembros. Es su método habitual para ocultar sus piadosas fechorías", dijo Pérez de Antón a EL PAÍS al ratificar su denuncia sobre la conspiración en contra de su revista, actitud que, por otra parte, viola la Constitución guatemalteca que garantiza la libre emisión del pensamiento. Crónica, agregó Pérez de Antón, no está dispuesta a ceder ante este chantaje y, "antes de variar un ápice nuestra línea editorial, cerraríamos el medio, extremo que pone en riesgo el trabajo de nuestro empleados y su estabilidad familiar".

Suprimir al adversario

"En su política de suprimir al adversario, el Opus Dei utiliza tres embustes y una superstición. Los embustes consisten en afirmar que los objetivos de la conferencia de El Cairo son legalizar el aborto, destruir a la familia y promover la homosexualidad. La superstición se fundamenta en afirmar que quienes hacemos esta revista somos gente poseída por el demonio", agrega Pérez de Antón, al puntualizar que el ataque se inició desde que Crónica sacó a debate los temas de la conferencia. El presidente del consejo editorial de Crónica lamenta que la prensa guatemalteca, con las excepciones de los diarios La Hora y La República, haya callado el chantaje, al extremo de ignorar una condena del Defensor del Pueblo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de septiembre de 1994.