Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la Semana Negra de Gijón gana por tercera vez el premio Hammet de novela de género policiaco

El escritor mexicano de origen asturiano Paco Ignacio Taibo II obtuvo ayer por tercera vez el premio Hammet de novela negra en lengua castellana, instituido en 1987 y que anualmente concede la Asociación Internacional de Escritores Policíacos (AIEP) a la mejor obra del género editada el año anterior. El galardón, que no tiene dotación económica, ha sido en esta ocasión para la obra de Taibo La bicicleta de Leonardo. El español Juan Madrid, con Días contados, y el mexicano Eugenio Aguirre, con Los niños de colores, fueron finalistas.Paco Ignacio Taibo II, escritor y director de la Semana Negra de Gijón, ya había obtenido este galardón en su primera edición, en 1987, con su obra La vida misma y volvió a obtenerlo hace dos años con la novela Cuatro manos. Los españoles Andreu Martín, en dos ocasiones, y Manuel Vázquez Montalbán, el nicaragüense Sergio Ramírez y el uruguayo Daniel Chavarría completan el palmarés de este galardón, que recibe su nombre de uno de los grandes maestros del género negro. La bicicleta de Leonardo cuenta con una estructura narrativa compleja, pero de lectura sencilla, integrada por cuatro historias que se superponen y suceden, entremezclando localizaciones geográficas y épocas históricas distintas.

El jurado recomendó ayer ampliar el ámbito de este premio a la lengua portuguesa, así como limitar la concurrencia, en futuras ediciones, de los escritores ya premiados. Paco Ignacio Taibo expresó su discrepancia con este criterio: "El premio a la mejor novela del año debe serlo a la obra más destacada, sea quien fuere su autor".

Taibo II acaba de terminar, en colaboración con los periodistas cubanos Félix Guerra y Froilán Escobar, la obra El año en que estuvimos en ninguna parte, en la que reconstruyen el periodo de la vida del guerrillero argentino Emesto Che Guevara durante el que estuvo desaparecido. Según se desvela en esta obra, el Che permaneció durante ese tiempo en el Congo instruyendo un movimiento guerrillero y escribiendo un libro inédito sobre su experiencia africana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 1994