Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA: DESCUBRIMIENTO ASTROFÍSICO

El mapa completo del Universo exhibe las galaxias reunidas como un capullo de seda

Las galaxias del universo se agrupan en una estructura supergigantesca que recuerda un capullo de seda, según astrónomos. franceses que han presentado sus estudios en una reunión científica en Australia. La, forma de esta estructura no tiene una explicación todavía para los científicos.La superestructura está formada por 27.000 galaxias, y tiene un radio de unos 290 millones de años luz, según Helene di Nella, del Observatorio de Lyon (Francia). Un año luz es la distancia que recorre la luz en un año a la velocidad de 300.000 kilómetros por segundo.

Lo que han hecho los astrónomos franceses es reunir la información dispersa sobre las estructuras de galaxias encontradas hasta ahora y procesarla por ordenador. "Con la colaboración de todos los astrónomos y la utilización de nuestra base de datos hemos encontrado este gigantesco grupo", señaló Di Nella en la reunión anual de la Sociedad Astronómica de Australia. "Ya se sabía que había grandes muros de galaxias, pero no sabíamos si se distribuían de forma aleatoria, porque cada grupo de astrónomos miraba una pequeña parte del cielo. Cuando se ponen juntas todas las piezas de este rompecabezas se observa que forman una especie de capullo de seda o pelota aplastada. Las teorías e universo no pueden explicar una estructura tan grande así que ahora se tienen que poner a trabajar los teóricos".

La galaxia que contiene la Tierra, la Vía Láctea, está en un lado en la parte interior del capullo. Éste tiene el tamaño aproximado de un puño flotando en el interior de un universo que sería un cubo de un metro de lado, según el físico Warrick Crouch, de la universidad de Nueva Gales del Suren Sydney.

La Vía Láctea, que contiene unos 1.000 millones de estrellas, es un grano de azúcar en comparación con esta superestructura. Crouch señaló que el 40% de las galaxias se encuentran en los muros ya conocidos.

Aunque este hallazgo no desafía las teorías actuales en astrofísica, los científicos no pueden explicar la forma de esta superestructura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 1994