La presencia de mujeres pasa del 19% al 25% en el Parlamento Europeo

España sube al cuarto lugar en parlamentarias

La campaña emprendida por las organizaciones de mujeres y la propia Comisión Europea para incrementar el número de eurodiputadas en los escaños del Parlamento de Estrasburgoha producido su efecto: la presencia femenina ha pasado del 19% al 25% tras las últimas elecciones europeas. Lo cual significa que, si antes había una mujer por cada cinco parlamentarios, ahora hay una por cada cuatro.

España ha contribuido al incremento con un 32,8% de eurodiputadas entre sus parlamentarios electos, lo que la sitúa en cuarta posición en porcentaje de mujeres. "Aunque estamos todavía lejos del objetivo de democracia paritaria, el incremento es un paso muy importante para alcanzarlo", afirma Carlota Bustelo, representante en España de la red europea Mujeres y Toma de Decisiones, impulsada por la Comisión Europea. La democracia paritaria significa que ninguno de los dos sexos tenga una representación superior al 60% ni inferior al 40%. La campaña realizada por la red antes de las elecciones preguntaba por qué el 81% de los miembros del Parlamento europeo tenía que afeitarse. Ahora se afeitan tres de cada cuatro.Pero lo más significativo del incremento es que en la mitad de los países europeos se supera el porcentaje del 30% de eurodiputadas y que los países que más han contribuido al crecimiento son los que tenían peor marca en este ámbito: España, Grecia e Irlanda, que normalizan de este modo uno de los aspectos políticos en que presentaban mayor diferencia. España contribuye con 21 eurodiputadas al cómputo total, lo que significa pasar del raquítico 15% de mujeres entre todos los parlamentarios electos en 1989 al 32,8% en 1994. Eso le ha permitido escalar de la séptima posición a la cuarta.

"En España, el porcentaje de eurodiputadas ha sido finalmente bastante superior al porcentaje de mujeres incluidas en las listas, y ello se debe a dos razones que suponen un cambio importante en los hábitos electorales", afirma Carlota Bustelo. La primera es que "los partidos que previsiblemente iban a obtener el mayor número de votos eran los que tenían porcentajes altos de presencia femenina entre sus candidatos". Y la segunda, que "el porcentaje de candidatas con posibilidades de salir elegidas era en todos los casos, excepto en el de Coalición Nacionalista, superior al 30%".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción