Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España compra 18 cazas Mirage F-1 de segunda mano a Qatar y Francia

El Ministerio de Defensa ha decidido la compra de 18 aviones Mirage F-1 de segunda mano por unos 20.000 millones de pesetas, para reponer parcialmente los 22 aparatos de este modelo que ha perdido el Ejército del Aire en distintos accidentes.La operación, que probablemente será aprobada por el Gobierno antes de vacaciones, tiene carácter triangular y en ella han intervenido, además de España, Francia y el emirato de Qatar.

España pagará 16.000 millones por 13 cazas F-1 al emirato del golfo Pérsico, que desea desprenderse de ellos para sustituirlos por los más modernos Mirage 2000 que compra a Francia. El contrato incluye también repuestos, munición y, posiblemente, un simulador.

Además, Defensa comprará otros cinco Mirage F-1 a Francia, por 3.500 millones. Esta última cantidad no llegará, sin embargo, a desembolsarse; pues Francia adquirirá a cambio, por el mismo importe, dos aviones de transporte CN-235 de la empresa española CASA. Francia cuenta ya con seis aviones CN-235 y uno de ellos está en Ruanda, participando en la Operación Turquesa de ayuda humanitaria.

Instrucción de pilotos

Además del Ejército del Aire, que soluciona en parte un problema angustioso, la gran beneficiaria de la operación es la empresa francesa Marcel Dassault, que vende los Mirage 2000 a Qatar y mantiene en funcionamiento los F-1, con lo que ello supone en mantenimiento y repuestos. La firma española CASA, de su lado, vende los CN-235 a Francia y, probablemente, se hará cargo de la puesta a punto de los F-1 llegados a España.Los cazas de Qatar son del modelo F-lE, como los 18 más modernos que tiene la Fuerza Aérea española; salvo uno (FID), igual al anterior, pero biplaza. Más viejos son los cinco que entrega Francia, cuatro F-1C y un 1F-B (este último de doble mando), como los más antiguos españoles. En todo caso, con los dos biplazas y el simulador, el Ejército del Aire resolverá el problema que representa la instrucción de los pilotos tras haber perdido la mitad de los seis aviones biplaza que tenía.

Tras la operación, que se ejecutará desde este año hasta 1997, el Ejército del Aire contará con 69 Mirage F-1, sólo cuatro menos de los 73 que recibió de Francia desde 1974 a 1983. Los 51 Mirage F-1 son actualmente, con los 70 cazas F-18, los únicos aviones de combate de que dispone España. Están desplegados en la bases de Gando (Gran Canaria) y Los Llanos (Albacete), así como en Manises (Valencia), donde han sustituido a los Mirage III, dados de baja.

El retraso del programa NEFA (Nuevo Avión de Combate Europeo) obligará, además, a mantenerlos operativos hasta entrado el próximo siglo.

Por el contrario, Defensa ha descartado la compra de casi 50 aviones F-16 norteamericanos de segunda mano, que Estados Unidos ha ofertado a precio de saldo a distintos países aliados, por cuya adquisición ha venido pugnando el Ejército del Aire en los últimos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de julio de 1994

Más información

  • La operación asciende a 20.000 millones