Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aumentará el control sobre las subvenciones y en la adjudicación de contratos de obras públicas

El síndrome Roldán ha hecho reaccionar al Ministerio de Economía y Hacienda ante el "incumplimiento con cierta frecuencia" de la legalidad en la concesión de subvenciones, en la adjudicación de contratos de obras públicas y en la contratación de personal funcionario. El departamento de Pedro Solbes ha preparado una batería de medidas que aumentan los controles previos para el acceso a los fondos públicos.Estas medidas, que se aprobarán en breve mediante acuerdo del Consejo de Ministros, dan respuesta también a las resoluciones del último debate sobre el estado de la nación de abril pasado. En cuanto a las subvenciones y en los contratos de obras, el objetivo es garantizar que el beneficiario o adjudicatario está efectivamente al corriente en sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social. Y respecto de los nuevos funcionarios, se acreditará que existe acuerdo para su nombramiento y que las retribuciones son conformes con el grupo y el puesto de trabajo al que se adscribe.

Además de estas medidas concretas, Economía quiere reformar todo el sistema para el control del gasto público. Para ello se: ha elaborado un proyecto de real decreto sobre el régimen y destinatarios de los informes de control financiero. En él se desarrollan las competencias de la Intervención General de la Administración del Estado; el ámbito que cubre este tipo control (todos los servicios, organismos, sociedades y demás entes del sector público estatal, así como las sociedades privadas y los particulares que reciben subvenciones, avales, créditos y demás ayudas públicas), etcétera.

También se elaborará un nueva Ley General Presupuestaria para aumentar el control sobre el gasto público, que en los últimos años se ha desviado sistemáticamente sobre lo presupuestado (ver cuadro adjunto).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994