Descubierto un fallo en el 'chip' para intervenir las comunicaciones

Un científico de los laboratorios Bell de ATT ha descubierto un defecto básico en el chip Clipper, la tecnología criptográfica que la Administración de Clinton quiere implantar para tener la posibilidad de intervenir las redes informáticas, como ahora se pueden intervenir las redes telefónicas. Según este hallazgo, cualquiera que tenga conocimientos informáticos de bastante nivel puede codificar un mensaje de forma que el Clipper no lo pueda descifrar.Durante más de un año, el Gobierno de Estados Unidos ha estado abogando por la tecnología basada en el chip Clipper como la mejor forma de asegurar en esta era de la información la privacidad de las comunicaciones al mismo tiempo que se mantiene el derecho tradicional de la policía de intervenir las comunicaciones con permiso judicial. Esta tesis ha sido criticada por la industria de las comunicaciones y los grupos activistas de defensa de la intimidad. Los fabricantes de equipos también tienen miedo de que los clientes extranjeros no quieran comprar equipos con codificadores cuyas llaves tiene el Gobierno de Estados Unidos.

El científico, Matthew Blaze, hizo una prueba del chip de forma independiente y sus resultados están circulando desde hace varias semanas en forma de informe por los círculos informáticos y gubernamentales. "Nada de lo que he encontrado afecta a la seguridad del sistema Clipper desde el punto de vista de que haya gente que pretenda intervenir ilegalmente las comunicaciones", ha señalado Blaze. "Es justo lo contrario. Se puede utilizar el Clipper para burlar el mecanismo de vigilancia electrónica".Cambios simples

Según Blazer, cambios simples en el diseño del Clipper servirian para corregir el defecto, pero esto significaría que el Gobierno tendría que empezar otra vez el proceso desde el principio, cuando ya ha hecho pedidos de teléfonos con el chip para diversos organismos y está diseñando otro dispositivo basado en el Clipper, denominado tarjeta Tessera, para ordenadores personales.

La Agencia Nacional de Seguridad, que se encarga del espionaje electrónico y dirigió el desarrollo de esta tecnología, ha señalado, sin embargo, que el Clipper sigue siendo útil a pesar del fallo descubierto por Blaze, cuya existencia no niega. "Cualquiera que quiera burlar la posibilidad de intervención elegiría alternativas más simples", ha señalado Michael A. Smith, de este organismo. "Los esfuerzos más dificiles y que llevan más tiempo, como los que se exponen en el informe de Blaze, no es probable que se empleen."

El Gobierno cuenta con que los terroristas y los delincuentes no van a ir a grandes extremos normalmente para inhabilitar el Clipper. "No creo que esto derribe el Clipper", ha dicho la experta Dorothy Denning, encargada por el Gobierno de evaluar esta tecnología, "pero está bien saber cuáles son los puntos flacos".Copyright The New York Times Service.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de junio de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50