Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acción Democrática expulsa de sus filas al ex dirigente y el partido se divide

La expulsión de Acción Democrática (AD) del ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, decidida ayer tras seis horas de una tensa reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, provocó una airada reacción entre una buena parte de los militantes. Muchos anunciaban su salida del partido y otros atribuían la decisión a rencillas personales y ambiciones políticas.Pedro Luis González, uno de ellos, piensa que se trata de una "canallada miserable y mediocre" contra el anterior jefe de Estado, todavía en prisión. "Todo lo poco que se ha hecho en Venezuela a favor de los desposeídos se ha hecho durante el Gobierno de Carlos Andrés".

Mientras tanto, el ministro de Exteriores, Miguel Angel Burelli Rivas, convocaba a la prensa para lanzar un mensaje tranquilizador. Burelli piensa que la decisión de la Corte Suprema de Justicia favorecerá la inversión extranjera. El ministro, que descartó un deterioro de las relaciones con Nicaragua -cuya presidenta, Violeta Chamorro, ha sido citada como beneficiaria de la partida de fondos reservados que originó el caso- estima que la medida de la Corte Suprema de Venezuela deberá fortalecer la credibilidad del país "porque el hecho constituye una nueva prueba de que aquí funciona el sistema de administración de justicia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 1994