Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 15 turistas españoles atrapados por la guerra en Saná son evacuados a Yibuti

Salieron el pasado miércoles para pasar 10 días en Yemen y sólo han podido visitar los salones de un hotel. Nada más llegar al aeropuerto de la capital, Saná, comenzaron a sonar los cañonazos. La excursión de placer de un grupo de veteranos profesionales catalanes -un club informal de apasionados viajeros- acabó en expedición de guerra. Tras cuatro días de pesadilla en Saná, el Ministerio de Asuntos Exteriores consiguió evacuar ayer a bordo de un avión militar alemán a los 15 españoles sorprendidos por el repentino estallido del conflicto en Yemen. La Oficina de Información Diplomática (OID) confirmó anoche que los turistas se encontraban a salvo en Yibuti.Para facilitar su salida del escenario de los combates -en Saná cayeron el sábado varios misiles Scud-, se desplazaron dos aviones de la Fuerza Aérea Alemana que habían despegado de Yibuti por la mañana. El regreso a Barcelona está previsto que se efectúe hoy, lunes, en alguno de los vuelos especiales que las compañías aéreas europeas han establecido entre Yibuti y París o Francfort.

Atrapados en el hotel

Según los datos de la OID, en Saná han permanecido atrapados -primero en el hotel Taj Sheba y luego en el Sheraton- los siguientes españoles: Margarita Abril Mensión, Josefina Artigas Comellas, José Cabré Peri, Carmen Montserrat Ecay, Manuel Esteve Girbes, Montserrat Fornés Navarra, Angelina Gamell Puig, Joana Lluch Serra, Natividad Naharro Pérez, Carmen Puig Olivet-Serra, Mercedes Serra Barenys y los hermanos Carlos y José María, López Riveraygua y Carmen y Montserrat Masip Buxó."Aún no hemos podido hablar con ellos, pero hemos estado muy preocupados todos estos días". Así expresaba ayer su estado de ánimo una hija de Carlos López Riveraygua, un médico barcelonés de 62 años incluido en el grupo de turistas de Saná. La agencia de viajes informó a los familiares de la evacuación de su padre y de su tío José María, un farmacéutico de 65 años.

- Ten cuidado, que en esos países hay mucho lío.

- No seas exagerada, hija.

Con esta conversación se despidió, el pasado miércoles, Marisol Esteve de su padre, Manuel Esteve Girbés, un médico de 75 años de Sabadell (Barcelona). Marisol explicaba ayer con voz nerviosa que su padre ya había visitado antes Yemen: "En más de 30 años de viajes, es la primera vez que le coge una guerra; esperaba que todo acabase bien". Desde hace un año, Exteriores desaconseja los viajes a Yemen, donde ya sólo quedan tres personas con pasaporte español: una monja y la esposa y la hija del cónsul.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de mayo de 1994