Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica comunica a Butros-Gali que retira a sus 'cascos azules' de Ruanda

El Gobierno belga contactó ayer con el secretario general de Naciones Unidas, el egipcio Butros Butros-Gali, que efectúa una visita a España, para comunicarle su intención de retirar a su contingente de 400 cascos azules de Ruanda, según indicaron fuentes diplomáticas."Creemos que el Consejo de Seguridad (de la ONU) demostraría una gran sabiduría si decidiese esta noche (madrugada de hoy en España) suspender la misión de mantenimiento de la paz", afirmó ayer en Bruselas el titular belga de Asuntos Exteriores, Willy Claes. Sin esperar tal iniciativa Bélgica acordó sacar a sus tropas de su antigua colonia africano.

"Por ahora, España no tiene la intención de enviar fuerzas en misión de paz", declaró, por su parte, ayer el jefe de la diplomacia española, Javier Solana, en el curso de una rueda de prensa conjunta con Butros-Gali. El ministro reconoció, no obstante, que se podían haber llegado a producir "cientos de miles de muertos" en aquel país. Fuera de micrófono rectificó y redujo la cifra a varias decenas de miles.

A pesar de que los belgas se retiran, siguiendo el ejemplo de los franceses, y de que ninguna otra potencia occidental está dispuesta a sustituirlos, Butros-Gali se mostró optimista sobre el papel que podría desempeñar la ONU en Ruanda. Aseguró que creía que su organización podría frenar allí el deterioro de la situación.

La intención de Bélgica, que aporta el grueso del contingente a las fuerzas de la ONU en Ruanda, es reducir la presencia militar de Naciones Unidas en aquel país a su mínima expresión. "Quieren mantener un grupo casi simbólico, como sucede en Angola", comentó un diplomático.

Visita diferida

El secretario general de la ONU inició ayer su primera visita oficial a Madrid, 17 meses después de que España entrase a formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU. El viaje de Gali, que elogió la labor de España en las operaciones de mantenimiento de la paz, estuvo previsto en la primavera de 1993 pero los fue postergando hasta ahora. "Desde un punto de vista estrictamente operativo la visita del secretario general es innecesaria porque estamos siempre en estrecho contacto con él", declaró Solana.

Butros-Gali empezó la jornada manteniendo conversaciones con Solana y a continuación asistió a la reunión constitutiva del Comité Nacional Español del 50 aniversario de las Naciones Unidas del que forman parte destacadas personalidades.

El húesped egipcio recalcó, por último, que la ONU "tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de sus fuerzas de paz en la antigua Yugoslavia". "Y", añadió, "no dudaremos en solicitar apoyo aéreo en el caso de que la seguridad de nuestras fuerzas esté amenazada" como sucedió el domingo pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 1994