Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arco 94 se cierra con aumento de visitantes el optimismo de los galeristas españoles

Los exhibidores extranjeros critican la falta de compradores de arte internacional

Más de 130.000 personas han visitado la fería de Arte Contemporáneo Arco 94 -un 4% más que en 1993-, que fue clausurada ayer con el sentimiento generaliza do de que el mercado del arte en España se está recuperando. Pero no todo es optimismo, ya que los galeristas españoles exigen que la ley de Mecenazgo que se tramita en el Parlamento se extienda al arte contem poráneo. Entre los extranjeros, el balance es menos positivo y la mayoría destaca la timidez de los españoles a la hora de comprar arte internacional. Todos resaltan, sin embargo, la buena calidad de la oferta.

La directora de Arco, Rosina Gómez Baeza, se mostraba ayer "razonablemente satisfecha" con esta decimotercera edición de la feria: "Hemos podido salvar la feria más que dignamente a pesar de la crisis y tanto las instituciones como los mecenas privados han respondido bien". Baeza considera fundamental que el Gobierno considere las propuestas de los galeristas en relación al proyecto de ley de Mecenazgo: "El interés creciente en España por el artemoderno sólo se puede estimular haciéndose eco de las nuevas propuestas artísticas a través de ventajas fiscales para los compradores privados".Entre los grandes compradores, la organización ha dado a conocer la adquisición por parte de la Fundación Coca- Cola de 30 obras de 16 artistas españoles por un valor. de 30 millones de pesetas. El Banco de España, La Caixa y Argentaria han sido otras instituciones que han efectuado adquisiciones importantes, al igual que el Museo Reina Sofía.

Juan Muga, portavoz del comité de galerías, destacó la importancia de la feria: "Arco ha creado un interés en el arte contemporáneo imposible de crear desde las galerías. Mucho público sólo compra arte en Arco". Muga dijo que a pesar de que las ventas no han sido espectaculares, los profesionales han quedado satisfechos de los contactos realizados.

Los galeristas españoles cerraban ayer sus espacios con una mezcla de alegría y alivio. "Todos los habituales de la feria hemos salido satisfechos", comentaba Salvador Riera. Luis Adelantado estaba de acuerdo: "Ha resultado mucho mejor que el año pasado y, además, hemos hablado con muchos compradores para el futuro". Casi todos destacaban la, creciente calidad del público que visita Arco. En Ediciones T, se mostraban satisfechos por la reacción de la gente en los últimos días: "Ha ido de menos a más, el público se ha animado a medida que avanzaba la Feria", comentaban.

Norberto Dotor, de la galería Fúcares, apuntaba algo de lo que se quejan casi todas las galerías extranjeras: "Somos ciegos para ver lo intemacional. Esto no es bueno para la feria". Entre los extranjeros, Natalia Lavarello, de la galería Juda, compartía esta opinión y se quejaba de la falta de compradores institucionales. Gérard Springer, un asiduo de Arco, se alegraba en cambio de la vuelta de clientes de otros años. En Barthel destacaban la calidad de la feria, al igual que en Leo Castelli, donde consideran que este año la calidad ha primado sobre la cantidad. La mayoría de los profesionales extranjeros, que reconocían haber vendido bien, señalaban que los compradores no habían sido españoles.

Los más decepcionados han sido los galeristas belgas, que tenían en esta ocasión un espacio especial. "Tenemos la impresión que el público español sólo compra arte español", se lamentaba Albert Baronian, presidente de la Asociación de Arte Actual de Bélgica.

Otros, como Thomas Lighton de Waddington Galleries, no se sorprendían de la falta de compradores españoles: "Tenemos muy pocos clientes españoles y no esperábamos captar más. Además, la devaluación de la peseta y los impuestos que se pagan aquí hace que nuestras obras sean poco asequibles". La australiana Gabrielle Pizzi, una de las pocas que indicaba el precio de las obras, estaba encantada con la respuesta del público: "Hemos tenido una respuesta enorme, y creo que el poner el precio y un pequeño resumen en español nos ha ayudado mucho".

Ley de Mecenazgo

Aprovechando la clausura de la feria, la Federación Española de Asociaciones de Galerías de Arte (FEAGA) presentó ayer una serie de enmiendas al proyecto de ley de Mecenazgo. Según el secretario de la Federación, Juan Antonio Maragall, "se trata de que los beneficios de la ley amparen también a las obras de artistas vivos. Sólo así la ley tendrá una trascendencia cultural a largo plazo".Además de la ampliación del criterio en obras consideradas de interés cultural, los galeristas piden deducciones fiscales en donaciones y adquisición de obras de arte contemporáneo, la posibilidad de pagar impuestos con obras y la exención del pago del IRPF para las obras de arte actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 1994