Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Degollado un dirigente bereber "ultra"

Rachid Tibziri, de 42 años de edad, dirigente del partido bereber ultra Agrupación por la Cultura y la Democracia (RCD), fue degollado ayer por la mañana cuando salía de su domicilio, en el barrio de Bacharrach, al este de Argel. Éste es el primer dirigente del RCD víctima de la violencia integrista. El asesinato se produjo poco antes de las ocho de la mañana, cuando la víctima se dirigía al Ministerio de Trabajo, donde trabajaba.Rachid Tibziri ocupaba un lugar destacado en la cúpula del RCD y era uno de los hombres de confianza del máximo líder de la organización, el psiquiatra Said Saadi, con quien mantenía una estrecha amistad. Desde 1991, Tibziri era responsable del departamento de economía del partido y miembro de su comité ejecutivo.

Su muerte se ha producido pocas horas después de que fuera enterrado en Blida, a 40 kilómetros al sur de Argel, Mohamed Buslimani, un conocido militante del partido islámico moderado Hamás que había sido secuestrado hace más de dos meses.

Como consecuencia de las investigaciones efectuadas por la policía en relación con el asesinato de Buslimani fueron detenidos recientemente dos funcionarios de la Administración, un ingeniero agrícola del Estado y un inspector de los servicios de la represión del fraude que a la vez era imam en una mezquita.

Al parecer, el secuestro y el asesinato de Buslimani fue ordenado por el máximo dirigente del Grupo Islámico Armado (GIA), en un intento de presionar a Hamás para que no participara en la Conferencia Nacional para el Diálogo.

Entretanto, las autoridades de Argel anunciaron que las fuerzas de seguridad habían dado muerte a nueve presuntos integristas en dos enfrentamientos armados ocurridos la pasada semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 1994