Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Telly Savalas, el actor de "Kojak"

El actor norteamericano de cine y televisión Telly Savalas ha muerto a los 70 años víctima de un cáncer de próstata, del que había sido operado a principios de año. El íntérprete de la serie Kojak falleció en su habitación del hotel Sheraton, en las afueras de Saint Louis (Missouri), al día siguiente de su cumpleaños. Durante la segunda parte de la década de los setenta gozó de gran popularidad, tanto en Estados Unidos como en España, al encarnar al duro y calvo detective Kojak en una serie policiaca de televisión.A pesar de haber intervenido en más de 60 películas, Telly Savalas debe su fama únicamente al astuto detective interpretado en la serie de televisión Kojak. En 1973, cuando ya llevaba a sus espaldas 10 años largos de trabajo como actor y había intervenido en calidad de protagonista en películas de gran éxito, como Doce del patíbulo (1967), de Robert Aldrick, le contratan para dar vida a un detective miembro de la policía de Nueva York en- una aparentemente anodina producción destinada a la televisión.

Se trata de Los asesinatos de Marcus-Nelson, pero tiene un éxito fuera de lo normal y los productores deciden convertirla en una serie de televisión. Telly Savalas incorpora a su personaje de Kojak dos características fundamentales. En primer lugar, tal como ya había hecho al encarnar a Poncio Pilatos en La historia más grande jamás contada (1965), de George Stevens, vuelve a afeitarse la cabeza. Y además hace que su personaje tenga el hábito de comer un chupa-chups cuando se pone nervioso.

Basada en la vida de Wylie-Hoffert, asesinado en Nueva York en 1963, el personaje de Kojak tiene una enorme aceptación popular y la serie se extiende a lo largo de la segunda mitad de. los años setenta. Y no sólo hace que Telly Savalas gane uno de los prestigiosos premios Emmy de televisión, sino que también lo obtengan el guionista Abby Mann y el más asiduo realizador Joseph Sargent.

El personaje de Kojak le llega a Telly Savalas en un momento muy oportuno. Convertido en un prestigioso secundario, ha actuado en unas 25 películas dentro del cine norteamericano, con títulos como Los violentos de Kelly (1970), de Brian G. Hutton; El oro de Mackenna (1969), de J. Lee-Thompson, pero el comienzo de la década de los setenta le lleva a trabajar en Europa en producciones de bastante menor entidad, como Ciudad violenta (197 l), dirigida por el italiano Sergio Sollima, o Pánico en el Transiberiano (1972), realizada por el español Eugenio Martín.

La serie de televisión Kojak le saca de este pozo sin fondo y le eleva a sus máximas cotas de popularidad, pero también marca el final de su irregular carrera tras presentarse como cantante en lugares de moda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de enero de 1994