Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fracasan las negociaciones entre Iberia y el Gobierno argentino sobre la ampliación de capital de aerolíneas

Las negociaciones entre directivos de Iberia desplazados desde Madrid y el Gobierno argentino para cubrir la ampliación de capital de Aerolíneas Argentinas fracasaron ayer tras dos días de conversaciones en Buenos Aires. El Gobierno argentino, que posee el 43% del capital de Aerolíneas, se niega de forma categórica a aportar los 187 millones de dólares (unos 27.500 millones de pesetas), que le corresponderían en la ampliación de capital que necesita la compañía para afrontar los próximos meses, cuando llegue la temporada baja en la aviación comercial. En un telediario de televisión se informó al mediodía de ayer en Buenos Aires que Iberia estaría dispuesta a salir de Areolíneas, si recibe 500 millones de dólares (unos 74.000 millones de pesetas),en compensación por lo aportado.Una fuente de Aerolíneas expresó a EL PAÍS su preocupación ante lo que definió como una estrategia del equipo económico del gabinete argentino, para llevar a Aerolíneas a una situación que obligue al cierre y después abrir las puertas a alguna de las grandes compañías de Estados Unidos.

Los directivos españoles de Iberia regresaron ayer a Madrid con la convicción de que las cosas habían ido mal. El escenario del desarrollo futuro de Aerolíneas prevé la celebración en los próximos días de una reunión del' consejo de administración y junta general de accionistas para acordar la ampliación de capital. El Gobierno argentino no acudirá, pero Iberia sí. Dentro de un mes habría que desembolsar la cantidad de la ampliación de capital. Esto planteará una situación insostenible, porque habría una mayoría de capital de Iberia y Aerolíneas perdería la condición de compañía de bandera argentina. La posible evolución de esta situación llevaría a la posibilidad de que Aerolíneas pierda las rutas negociadas con acuerdos entre el Estado argentino y otros países. Ante esto, Iberia reaccionaría con una demanda judicial contra el Estado argentino. La partida de mus entre Iberia y el Gobierno argentino continúa abierta y los órdagos aparecían ayer en las primeras páginas de la prensa de Buenos Aires.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1994