Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caixa rechaza que el reflotamiento se haga con fondos de las cajas

El director general de La Caixa, Josep Vilarasau, descartó ayer que las cajas de ahorros participen en el plan de saneamiento de Banesto más allá de la línea de crédito en el interbancario, que se abrió al día siguiente de la intervención por parte del Banco de España y que supone prestar 90.000 millones al Español de Crédito. Vilarasau dijo que no participarán ni directamente ni a través del Fondo de Garantía de Depósitos de las cajas de ahorros.

El máximo responsable ejecutivo de la primera caja de ahorros señaló que las previsiones sobre resultados -de la entidad para este año son algo mejores que los de 1993, y matizó que en esta previsión "no se mide el coste de reflotamiento de Banesto, porque va a ser nulo".

Respecto a la posibilidad de que la ayuda a Banesto pudiera canalizarse a través del Fondo de Garantía de las cajas, dejó claro "que esto no será así ya que los dos fondos nunca han estado mezclados y la crisis bancaria anterior, en la que se vieron envueltos 50 bancos, se resolvió sin que las cajas de ahorros tuvieran que participar en su sanea miento. Tampoco en esta ocasión".

El director de La Caixa recordó que cuando su entidad intentó quedarse con algunos de los bancos en crisis, en especial Banca Catalana, vio frustrados sus deseos ya que prevaleció la idea de que los bancos colaboraban con el Banco de España en el saneamiento de los bancos y, por tanto, se quedaban con ellos una vez reflotados.

Por ello, rechazó cualquier posibilidad de que las cajas, individualmente o a través de su Fondo de Garantía, acudan a la ampliación de capital previsible para recomponer los recursos propios de Banesto o adquieran créditos dudosos de la cartera del banco para sanear su balance.

Independiente

Vilarasau dijo que lo mejor para el sistema financiero se ría que "Banesto continuara como un banco independiente y que no se vendiesen sus activos, ya que la existencia de varias entidades fuertes abre la competencia". En Cataluña, dijo, "hay diez cajas, algunas de ellas muy grandes, y nos va muy bien".

En todo caso, añadió, que "cualquiera que sea la solución será estupendo". Vilarasau señaló que el nuevo equipo de gestión de Banesto reúne las condiciones para reflotar el banco, y precisó que Emilio Ybarra, presidente del BBV, dejó claro en las conversaciones para formar dicho equipo que prescindir de uno de sus vicepresidentes y decidir sobre cuál de los dos se desplazaría temporalmente a Banesto "era una cuestión de su exclusiva competencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1994