Aznar acepta utilizar dinero público para sanear Banesto si se delimitan las responsabilidades

EL PAÍS El presidente nacional del Partido Popular, José María Aznar, anunció ayer que aceptará la utilización de dinero público para reflotar Banesto "siempre que las operaciones se realicen con transparencia y se delimiten muy claramente las responsabilidades de los anteriores y de los actuales gestores". "Si a los españoles se nos va a pedir dinero para reflotar una entidad en crisis, los españoles tenemos todo el derecho a pedir la mayor transparencia y a exigir las responsabilidades que corresponde"', declaró el líder del PP en una entrevista en la cadena SER.

Más información
El ex presidente proyectaba remodelar el consejo
Conde comparece hoy ante la prensa en medio de una gran expectación
Los auditores confirman el diagnóstico del Banco de España sobre la necesidad de saneamiento de Banesto

El máximo dirigente popular matizó que hay que distinguir entre las responsabilidades que se derivan de las actuaciones de los anteriores gestores y las que se derivan hacia los clientes y pequeños accionistas. "Porque no se entendería bien cómo es posible que haya personas que van a perder sus más pequeñitos ahorros y que pueda inyectarse dinero público en una entidad que permite que haya quien mantenga niveles patrimoniales muy altos".El presidente del PP admitió que Mario Conde le llamó la mañana del 28 de diciembre, pocas horas antes de que el Banco de España interviniera Banesto, para pedirle que le apoyara políticamente. Por la tarde recibió otra llamada suya, "pero sin mayor trascendencia". Aznar comentó que su respuesta fue la de prometer que se informaría de la forma más rigurosa y que actuaría con la vista puesta en la estabilidad y credibilidad del conjunto del sistema financiero.

Preguntado si cree que Mario Conde es responsable personalmente de la crisis de Banesto, el presidente del PP respondió que no es a él a quien corresponde responder a esa pregunta, y añadió que no hay que preguntarse tampoco si la intervención del Banco de España ha sido política o no, "porque todo este tipo de intervenciones son políticas". "Lo que hay que preguntarse", dijo, "es si la actuación del Banco de España estaba fundada o no. Los datos que hay sobre la mesa y la comparecencia en el Parlamento del gobernador, que me pareció muy correcta, demuestran que estaba más que justificada esa intervención".

Aznar indicó que se ha entrevistado con Felipe González para analizar las consecuencias de la crisis de Banesto. Aunque no citó la fecha de la reunión, al parecer se produjo pocos días después de la destitución de Mario Conde, según fuentes del PP. A su juicio, pese a que la crisis del banco ha afectado a la propia estabilidad de la peseta, el sistema financiero español "goza de buena salud, fortaleza y credibilidad".

"Yo trabajaré el día 27"

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

El presidente del PP defendió que la salida de la crisis económica pasa por reanimar el consumo y la inversión, y propuso una pequeña reducción del impuesto sobre la renta. Sobre la huelga general comentó que no es una respuesta eficaz para responder a la política equivocada del Gobierno y para crear empleo. "Yo estaré trabajando el día 27 y espero que el Gobierno tome las medidas para facilitar que acudan al trabajo todos los, que lo deseen", declaró.

Aznar dijo que considera difícil que concluya la actual legislatura sin elecciones anticipadas. A su juicio, en el PSOE hay cada vez más caudillismos, más sectas y más lucha por el poder, de forma que "a muchos españoles el PSOE les recuerda cada vez más a la UCD". También consideró grave que los socialistas utilicen la política antiterrorista como bandera electoral ante los comicios autonómicos vascos del próximo otoño. Desde esa perspectiva, emplazó a González a que aclare si es cierto que se ha propuesto a HB una negociación (Ver página 14).

Por su parte, el coordinador general de Izquierda Unida, Julio Anguita, anunció que su formación se opondrá "radicalmente" a que el Gobierno destine dinero público a fondo perdido para salvar Banesto. Anguita criticó con dureza que Felipe González se reuniese sólo con Aznar para analizar la situación del banco y no con todos los dirigentes políticos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS