Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Carlos F. Menem

hijo del presidente de Argentina, fue puesto ayer en libertad junto con sus dos guardaespaldas por disposición judicial, tras ser detenidos los tres el pasado viernes en un balneario uruguayo de Punta del Este al participar en una riña en una discoteca (véase EL PAÍS de ayer). El juez Homero da Costa tomó declaración durante varias horas entre el viernes y el sábado a Carlos Menem y sus acompañantes y dispuso ayer su libertad poco antes del plazo legal máximo para pronunciarse.Fuentes policiales uruguayas declararon que "el presumario continúa, y, eventual mente, los indagados pueden ser nuevamente citados a declarar por el magistrado, pero su libertad se produjo sin ninguna medida especial e incluso con la posibidad de que abandonen el país". Por su parte, el presidente argentino, Carlos Menem, que conversó sobre lo sucedido con su hijo, ha afirmado antes de conocerse la resolución del magistrado: "Yo soy muy respetuoso de la justicia de Uruguay, o de cualquier otro país, y no voy a mover un solo dedo para ayudar a mi hijo. Obviamente, estoy dolido y enojado, con lo que sucedió y con mi hijo, pero él tiene ya 25 años y debe ser responsable de sus actos".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de enero de 1994