Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS BALCÁNICA

Los mediadores intentan que serbios y croatas cedan territorio a los musulmanes

Ginebra / Sarajevo

Hoy comienza en la ciudad suiza de Ginebra la enésima tentativa de pactar un plan de paz para Bosnia-Herzegovina. Los mediadores internacionales, David Owen y Thorvald Stoltenberg, tratarán de arrancar a los serbios y a los croatas más concesiones territoriales para los musulmanes. Los presidentes de Croacia, Franjo Tudjman, y de Bosnia, el musulmán Alia Izetbegovic, tenían prevista anoche su llegada a Ginebra. Entretanto, la Asamblea General de la ONU votó ayer a favor de una resolución para solicitar el fin del embargo de armas a Bosnia.

MÁS INFORMACIÓN

Owen y Stoltenberg intentarán hoy convencer al presidente de Serbia, Slobodan Milosevic, y a su homólogo croata, Franjo Tudjman, de que pacten una división de Bosnia-Herzegovina que conceda una tercera parte de la república a los musulmanes. Los países de la Unión Europea (UE) tratarán de convencer mañana a los serbios de Bosnia, que encabeza Radovan Karadzic, para que devuelvan a los musulmanes un 3% o un 4% de las zonas conquistadas por la fuerza de las armas. Con este objetivo la UE ha convocado una reunión con las partes en conflicto.La delegación bosnia aceptará una unión de tres repúblicas étnicas en Bosnia-Hercegovina si se concede un tercio del territorio de este país al Gobierno de Sarajevo, según indicó el presidente bosnio, Alia lzetbegovic, en una declaración transmitida por la agencia BH Press en Sarajevo.

Los mediadores internaciona-les también confían en que la entrevista entre Milosevic y Tudjman sirva para buscar soluciones en la Krajina, una zona que se disputan serbios y croatas.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó ayer, con 109 votos a favor, ninguno en contra y 57 abstenciones, una resolución que pide al Consejo de Seguridad el fin del embargo de armas a Bosnia-H.erzegovina. La resolución también pide a la comunidad internacional que ayude a Bosnia a defenderse.

El deterioro del conflicto llevó ayer a un portavoz del Ministerio francés de Asuntos Exteriores a anunciar que el Gobierno galó podría retirar, la primavera próxima, sus 6.000 cascos azules de Bosnia si no se alcanza un11 acuerdo pacífico" para el conflicto. Los ataques contra las fuerzas de la ONU continúan y ayer un casco azul belga resultó muerto cerca de Visoko, a unos 20 kilómetros de Sarajevo. El cabo Marc Orban, de 32 años de edad, fue alcanzado en la espalda en la arteria pulmonar y murió, dos horas después, a consecuencia de las heridas. Se trata del primer soldado belga al servicio de las fuerzas de la ONU que muere durante su misión en Bosnia.

Bombardeos sobre Sarajevo

Las gestiones diplomáticas no han frenado la intensidad de los combates en Bosnia-Herzegovina. Su capital, Sarajevo, volvió a sufrir ayer otra jornada de bombardeos sobre el casco antiguo. Los impactos de granadas y los disparos de armas cortas afectaron también a la parte moderna de la ciudad y al barrio del hotel Holiday Inn, donde se aloja -la prensa internacional que cubre el conflicto.El pasado viernes los tres bandos en conflicto (serbios, musulmanes y croatas) firmaron una tregua navideña que debe iniciarse el próximo día 23 y prolongarse hasta después de Año Nuevo.

Por otra parte, el viceprimer ministro de Montenegro, Mihailo Ljesar, fue asesinado ayer en su despacho en Podgorica por el antiguo director de una sociedad de transporte que había sido destituido. Algunos observadores relacionan el suceso con la liquidación de la mencionada sociedad de transporte. Montenegro es una república federada con Serbia y ambas integran la actual Yugoslavia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 1993

Más información

  • La ONU vota suprimir el embargo a Bosnia