La guerrilla de Angola acepta poner sus armas bajo control de la ONU

La guerrilla angoleña de la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA) ha aceptado acantonar y desmilitarizar sus fuerzas de acuerdo con lo e)dgido por la resolución 864/93 del Consejo de Seguridad de la ONU del pasado 15 de septiembre. Así lo aseguraron ayer fuentes diplomáticas en Lusaka, la capital de Zambia, donde se desarrollan las negociaciones para el fin de la guerra civil que UNITA reanudó tras su derrota en las elecciones democráticas de 1992.

Con ello se eliminan los principales obstáculos para el lo gro del cese de las hostilidades, que causan más de mil muertos diarios. La firma del alto el fuego queda pendiente de negociaciones sobre las cuestiones políticas.El borrador del protocolo del alto el fuego fue elaborado en Lusaka, en la noche del viernes, al recibir la delegación de la UNITA el consentimiento de su líder, Jonás Savimbi, para aceptar la desmilitarización de las fuerzas guerrilleras. Las reticencias de la UNITA para acantonar sus fuerzas, tal como exige la resolución 864/93 del Consejo de Seguridad de la ONU, ha constituido el principal obstáculo en el camino hacia el nuevo acuerdo sobre alto el fuego cuyo contenido está previsto que sea presentado hoy a la delegación del Gobierno y la troika de observadores de la aplicación del plan de paz integrada por Estados Unidos, Rusia y Portugal.

Según fuentes próximas a la reunión, UNITA aceptó acantonar sus tropas y dejar las armas bajo control de la ONU, pero sólo tras obtener garantías adicionales de seguridad en Lusaka por parte de la ONU y Estados Unidos, antiguos aliados de Savimbi.

Después de haber apoyado a la UNITA durante la guerra fría frente al Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) sostenido por el bloque oriental, Washington ha condenando el rechazo de Savimbi a los resultados de las pr¡mera elecciones democráticas celebradas en septiembre de 1992 bajo supervisión de la ONU, en las que sus rivales del MPLA lograron la victoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de diciembre de 1993.

Lo más visto en...

Top 50