Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicaragua será asesorada por países amigos en el final de su transición

El presidente del Gobierno, Felipe González, anunció ayer la constitución de un "grupo de países amigos de Nicaragua" para asesorar a este país centroamericano en la recta final de su transición democrática. Los integrantes del grupo -que se inspira en una iniciativa parecida que tuvo lugar hace años para El Salvador- son Canadá, Alemania, Suecia, Noruega, España y México. Excepto este último país, el gran vecino septentrional de Nicaragua, los demás Estados son los principales donantes de ayuda al Gobierno de Managua.González hizo este anuncio en el curso de una rueda de prensa con la presidenta nicaragüense, Violeta Chamorro, con la que mantuvo una reunión de trabajo antes de invitarla a almorzar en el Palacio de la Moncloa. Ante la prensa, el jefe del Gobierno agradeció a su huésped la colaboración prestada en la lucha contra los etarras refugiados en su país en la época sandinista.

España seguirá cooperando, confirmó el jefe del Ejecutivo, en la elaboración de una nueva legislación para el ejército nicaragüenses que permita "profesionalizarlo" y logre suprimir su vinculación partidista. Quedará así rematada la transformación de un Ejército de Nicaragua que está aún en manos de militares sandinistas, empezando por su comandante en jefe, el general Humberto Ortega, cuya destitución se producirá en 1994, confirmó ayer Chamorro. "Podrá hacerse empresario o político", añadió la presidenta.

Los simpatizantes de ETA que se exiliaron en Nicaragua durante la etapa sandinista -muchos de ellos obtuvieron incluso la nacionalidad nicaragüense en la primavera de 1990- "salieron por sí solos" en su mayoría, aseguró la presidenta. Entonces, reconoció, "se llenó el país de gentes ilegales con la ideología de Marx y de Lenin que gracias a Dios ya se acabó".

España brindó ayuda al régimen sandinista a pesar de que acogía a etarras porque, explicó González, desde allí no desarrollaron "ninguna actividad lesiva" para los intereses españoles. "Teníamos información, la hemos discutido a veces con el Gobierno anterior" con el que también hubo cooperación policial "pero no al nivel actual". La policía española cuenta actualmente con una presencia permanente en Managua y en mayo pasado fueron expulsados manu militari a Madrid los primeros tres etarras.

Sandinistas o socialdemócratas

González reconoció seguir teniendo "bastantes relaciones de amistad con todos los dirigentes del Frente Sandinista" cuya evolución hacia postulados democráticos elogió. "Mi impresión es que el Frente se está adaptando; hace lo que en mi terminología se podría llamar un esfuerzo de socialdemocratización".En vísperas de la votación por la Cámara de Representantes de EE UU del Tratado de Libre Comercio entre Washington, México y Ottawa, ambos mandatarios resaltaron su "extraordinaria importancia" para toda América.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de noviembre de 1993