Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ECOLOGÍA - SEGURIDAD NUCLEAR

Registrados en seis meses 10 casos de superación de Iímites radiactivos

El número de personas profesionalmente expuestas y sometidas a control dosimétrico en instalaciones radiactivas ha aumentado en un 10% en medio año, y asciende ya a 58.800, según el último informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) referido al primer semestre de este año. El CSN señala que durante esos seis meses se ha recibido la notificación de diez casos de potencial superación de los límites de dosis de radiactividad, por lo que ha exigido a los titulares de las instalaciones que tomen las oportunas medidas de protección. El Consejo aclara, que en ninguno de los 10 trabajadores se han encontrado patologías producto de una sobrecarga de radiactividad. Tres corresponden a personal de instalaciones industriales y siete a instalaciones de rayos X de uso médico. En ningún caso hubo que precintar.Según un portavoz del CSN, la probable razón de que el dosímetro de esos trabajadores haya registrado una sobrecarga de radiacitividad, pero, sin embargo, a los trabajadores no se les haya detectado nada anormal es que hay un margen de seguridad entre la sobredosis técnica y la sobredosis necesaria para que afecte a la salud.

3.600 instalaciones

La cantidad de instalaciones radiactivas en España ha pasado de 1.051 en 1988 a las 3.600 actuales. Aparte de las centrales nucleares y los centros de abastecimiento de combustible, hay 2.323 rayos X, 707 instalaciones industriales, 382 médicas, 126 de investigación y docencia y 53 de comercialización. El producto con mayor implantación comercial que contiene material radiactivo, son los detectores de humos; en el primer semestre de 1993 se han suministrado casi 52.000 de estos aparatos.

El documento señala que los sucesos más destacables ocurridos en ese periodo en las nueve centrales nucleares españolas han sido la inspección inadecuada de los generadores de vapor en Ascó I (Tarragona) y el derrame de agua desde la caseta del monitor de radiación al tanque de exceso en Cofrentes (Valencia). Ambos incidentes fueron calificados con un 1 en la escala internacional de 7 niveles de sucesos nucleares; es decir, como simples anomalías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1993