Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La doble imposición de los dividendos se suprimirá en 1995

El Gobierno incluirá en la reforma del impuesto de sociedades que quiere tener lista para 1995, la supresión de la doble tributación de los dividendos, según dijo ayer el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes. Esta medida beneficiará a miles de pequeños empresarios que figuran como asalariados en sus propias empresas y que en la actualidad pagan dos veces por los divendos, a través del impuesto de sociedades y del IRPF.El ministro de Economía sin embargo, descartó que el Gobierno tenga previsto dar un mejor tratamiento fiscal a los beneficios no distribuidos que se reinviertan en las empresas. Solbes tampoco consideró viable la petición de los empresarios, reunidos ayer en las Jornadas Costa Brava, de reducir cuotas a la Seguridad Social y compensar la caída de recaudación con subidas de IVA. El ministro argumentó que los cambios de la declaración del IVA intracomunitario han hecho que sea un impuesto inestable sobre el que se abren interrogantes de recaudación. "Si cambiamos ingresos de Seguridad social por IVA podemos encontrarnos con que no ingresemos ni uno ni otro", afirmó.

En las jornadas participó también el ministro der Comercio y Turismo, Javier Gómez Navarro quien hizo un discurso pragmático basado en que es necesario aumentar la competitividad de las empresas. "Estamos en un mundo cambiante donde las empresas nacen y desaparecen a gran velocidad", dijo. El ministro de Comercio aseguró a los empresarios que el Gobierno español es partidario de que se alcancen acuerdos a nivel mundial para erradicar "prácticas inhumanas como la esclavitud y el trabajo infantil" en las que se basan algunos países para ser más competitivos.

El comisario de la CE Raniero Vanni D'Archirafi, se sumó al pesimismo sobre el futuro a corto plazo de la Unión Monetaria que el sábado había expresado el gobernador del Banco de España Luis Ángel Rojo. "Estados Unidos ha tardado cien años en tener una moneda única y todavía no han logrado construir completamente un mercado interior", dijo. D'Archirafi aseguró que "no puede haber convergencia nominal si no hay convergencia real".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1993