Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT rechaza el ultimátum del Gobierno para cerrar un acuerdo

La Comisión Ejecutiva Confederal de la UGT hizo público ayer un comunicado en el que rechaza el ultimátum dado por el Gobierno para cerrar un pacto social el próximo día 30 de este mes. El texto emitido califica de "despropósito e insólito" el ultimátum dado por el Gobierno el pasado viernes de dar por zanjadas las negociaciones sobre el mercado de trabajo con los agentes sociales. A juicio de este sindicato, este hecho "es una expresión de su falta de voluntad negociadora puesta de manifiesto desde el comienzo de este proceso".Para Salce Elvira, secretaría de Empleo de Comisiones Obreras, el últimátum dado por el Gobierno es un intento de responsabilizar a los sindicatos de la crisis actual. "Da la impresión de que al Gobierno no le preocupa la negociación y lo único que le importa es cómo responsabiliza ante la opinión pública de la situación de desacuerdo" añadió la líder sindical.

Medidas unilaterales

Por su parte, el ministro de Trabajo, José Antonio Griñán, declaró ayer en Rio Tinto, Huelva, que el anuncio del Gobierno de adoptar medidas unilaterales en el mercado de trabajo si no se llega a un acuerdo "no es un ultimátum o por lo menos no lo es más que el anuncio de movilizaciones para el próximo día 25 de este mes". Griñán afirmó, además, que en entre las medidas que presentará el Gobierno estará la elaboración de "una política de rentas determinada y la creación de un amplio marco de contratación en el que estaría incluido el contrato de aprendizaje, la ampliación de la formación profesional y la modificación del INEM".

El presidente de la Comunidad de Castilla La Mancha, José Bono, y el de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, coincidieron en afirmar ayer que el ultimátum lanzado el viernes por el Gobiemo "no es una amenaza". Ambos presidentes se mostraron favorables a que se consiga un acuerdo aunque insistieron en que caso de no ser posible "el Gobierno debe gobernar porque para ello ha sido elegido".

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, coincidió ayer con las opiniones del gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo y el ministro de Economía, Pedro Solbes, al afirmar que la recesión económica ha tocado fondo y que hay indicios de recuperación. Sobre el anuncio de movilizaciones sindicales dijo que están en su derecho los sindicatos pero recordó que a veces para salvar la mayor parte de los puestos es inevitable perder algunos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1993