_
_
_
_
_

Major abre negociaciones directas con los líderes políticos de Irlanda del Norte

Enric González

El primer ministro británico, John Major, anunció ayer la apertura de negociaciones directas con los líderes políticos norirlandeses. Major convocará, uno a uno, a representantes de ambas comunidades, la unionista (protestante) y la republicana (católica), para presentarles un abanico de propuestas al que ya se refirió el lunes y que de momento permanece en secreto. Al hacerse cargo personalmente del asunto, el primer ministro situó por fin la violencia en Irlanda del Norte entre los problemas prioritarios de su Gobierno.

Más información
El obstáculo protestante

El primer líder norirlandés en acudir mañana a Downing Street será John Alderdice, líder de la Alianza. Se trata de una elección simbólica, ya que la Alianza es una formación con muy poco peso electoral pero es la única que integra a miembros de ambas comunidades (republicanos y unionistas, católicos y protestantes). También mañana, Major recibirá a John Hume, líder del Partido Socialdemócrata Laborista (SDLP), republicano moderado y distinguido por sus esfuerzos por la paz.Después acudirán los unionistas, tanto los moderados de James Molineaux como los extremistas del reverendo lan Paisley. El Sinn Féin, brazo político del IRA, quedará completamente excluido de las conversaciones.

Downing Street ha empezado a filtrar algunas de las posibles propuestas de John Major. En la oferta se incluirá la restauración de una asamblea norirlandesa con poderes muy reducidos (el Parlamento autónomo fue suprimido en 1971), y la creación de organismos conjuntos entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda para asuntos de interés mutuo, como el comercio y el turismo. En principio, nada nuevo. El ministro para Irlanda del Norte, Patrick Mayhew, ya ofreció algo muy similar en julio sin que ninguna de las partes mostrara el menor interés.

Major confía probablemente en vencer la intransigencia de sus interlocutores, especialmente los unionistas, con su reconocida habilidad para las negociaciones personales. Sin embargo, la situación general no invita al optimismo. Major se ha ganado la desconfianza del bando republicano. Primero, con su pacto parlamentario con los unionistas para lograr la aprobación del tratado de Maastricht; luego, con su rechazo a las propuestas de paz formuladas por los dos líderes republicanos más significativos: el moderado John Hume y el extremista Gerry Adams, portavoz político del IRA.

Dos detenidos

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En Irlanda del Norte, el ambiente sigue siendo muy crispado. Ayer fueron enterradas las siete víctimas mortales de la matanza del sábado, en la que dos pistoleros unionistas ametrallaron un pub cercano a Londonderry en el que se celebraba una fiesta. La policía anunció ayer que será acusada del asesinato una de las dos personas detenidas. El otro detenido será acusado de obstaculizar a la justicia.

Varios miles de personas asistieron ayer por la mañana a la ceremonia celebrada por cinco de los católicos muertos, entre ellas numerosos protestantes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_