Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos huyen de las salas de ensayo de la Comunidad por inseguras

Los locales, situados en el metro, tienen humedades o carecen de ventilación

A. LÓPEZ / C. ROS, Los grupos noveles de música o de teatro huyen de los locales de ensayos que ofrece la Comunidad de Madrid, pese a que son gratuitos. De los cuatro ubicados en un pasillo del metro de Cuzco, uno se inunda cuando llueve y a otro se le cae el techo. En estos días, músicos y actores han instalado los equipos eléctricos sobre charcos. La Comunidad reconoce que tiene poco dinero para los locales, "aunque el de Cuzco se arregla cuando llueve" afirma un portavoz. La Comunidad quiere habitar 20 salas más y promocionar a los grupos que allí ensayan.

Cubos y fregonas son aperos indispensables para ensayar en la estación de Cuzco. Los músicos necesitan alfombrar el suelo de cables eléctricos para sus interpretaciones. Aseguran que los locales incumplen las normativas de seguridad del Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad y del Ministerio de Industria. Muchos grupos rechazan los locales por peligrosos, pese a que son gratuitos.Las dos salas en peores condiciones en Cuzco son los que utilizan los grupos de teatro. En uno de ellos, el techo se cae a pedazos por la humedad. El grupo Atrope prepara en estas condiciones una obra de Ionesco que espera representar en diciembre. Casi están solos. No hay listas de espera: el mismo día en que A trope solicitó el local, se lo concedieron.

La Consejería de Juventud, a través de su portavoz Jesús Pardo, manifiesto el jueves que los locales se encuentran casi vacíos debido a que están esperando a que termine el temporal para arreglar los desperfectos. Pardo asegura que, desde que Cuzco se inundó por primera vez, siempre han reparado los locales.

Si el problema en Cuzco son la inundaciones, en el metro de Usera, donde hay cinco salas, es el calor y la falta de aire. No tienen ventilación y la cerradura de la entrada está rota desde hace 10 meses. "Esto es una caldera y en verano es insoportable", asegura el guitarrista del grupo Darma.

Esta iniciativa surgió en 1991, tras un convenio entre el Metro y la Comunidad. Pero desde el año pasado el deterioro va en aumento. La goma espuma que cubre el techo en Cuzco se cae a pedazos y por las paredes cubiertas de corcho se filtra el agua.

Insalubres

Tampoco hay lavabos ni servicios de limpieza. "Los objetores y el encargado del local son quienes limpian un poco cuando se acumula la suciedad", comenta uno de los músicos.

El portavoz de la dirección general de la Juventud reconoce que el presupuesto de mantenimiento es muy bajo y que la sala de Cuzco se debe arreglar cada vez que llueve. Las quejas de los grupos van más lejos: la idea es buena, pero la organización es nefasta. Durante un mes, dicen, lo único que se puede hacer es preparar un concierto, pero no se puede componer y menos aún en condiciones peligrosas.

Pardo asegura que por estos locales han pasado ya 150 grupos -como Amistades Peligrosas o el de María Barranco-, y que la Comunidad proyecta ampliar los locales de ensayo en unos 20.

La ordenanza primera de prevención contra incendios del Ayuntamiento (le Madrid, de 1976, dice en su sección 2ª sobre electricidad: "Si cualquiera de los servicios de Inspección Municipal comprobasen que el estado, situación o características de las instalaciones eléctricas incumpliesen la normativa con riesgo para las personas o cosas, se suspenderá el funcionamiento de los aparatos que alimentan a aquellos, pudiendo llegarse a la interrupción del suministro.. En caso de gran peligrosidad, se procedería a la clausura de la actividad". Estas salas también incumplen, entre otros, el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, publicado en el BOE (9 10 1973).

Promoción

Pese a no ofrecerlas concidiones ideales para ensayar, la dirección general de la Juventud se preocupa por la promoción de estos grupos que ensayan en los andenes. Ahora acaba de seleccionar a seis bandas. Una solista, Paloma Moreno; dos grupos de poprock, Curso Legal y Fruto de Instituto; un cantautor rockero, Roberto Ojea; un grupo de soul, Cocktail Soul, y uno de música africana formado por estudiantes de Mali y Níger y llamados Madrid Bámbara. Anoche fueron presentados en la sala Lasal, informa Fernando Iñiguez. La discográfica Nuevos Medios ha editado un álbum con dos canciones de cada seleccionado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 1993