Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos británicos encuentran una causa para los daños cerebrales a consecuencia de la cirugía cardiaca

Los médicos están empezando a desentrañar la causa por la cual las operaciones de bypass (derivación) coronario muchas veces producen daños en el cerebro. Aunque este procedimiento salva vidas, la mayoría de los enfermos no saben que conlleva un pequeño riesgo de daños en el cerebro. El 2% de los pacientes sufrirá después una hemiplejía y más de la mitad resultarán con algún tipo de daño cerebral, temporal o permanente. Hasta ahora esto constituía un enigma médico.Un equipo de cirujanos, radiólogos y anestesistas de Londres creen haber descubierto la causa y lo publican en la revista The Lancet de la semana pasada. Los médicos utilizaron la técnica de resonancia magnética nuclear (RMN) para estudiar el cerebro de seis hombres entre los 57 y los 72 años que sufrieron operaciones rutinarias de bypass. Encontraron hinchazón en el cerebro al poco tiempo de la operación, que hacía desaparecer los pequeños espacios que existen normalmente en la profundidad del órgano,. No observaron hinchazón alguna antes de la operación o entre los 6 y 18 días posteriores. Estos resultados creen que darán a otros investigadores pistas para encontrar la razón de defectos cerebrales tras operaciones de este tipo.

Una operación de bypass (que consiste en rodear un bloqueo en la arteria que suministra sangre al corazón para asegurar la circulación) puede ser la causa de esta hinchazón, pero no se sabe con seguridad. Por ejemplo, se conoce que durante la cirugía de corazón se forman pequeños trombos de sangre. Ésta pudiera ser la razón de la hinchazón observada, ya que estos trombos pueden impedir el flujo normal de la sangre al cerebro, y la hinchazón es una reacción común del cerebro ante cualquier ataque.

La hinchazón parece que se origina en la capa exterior de la materia gris, el córtex cerebral, y en los casos estudiados no causó daños cerebrales, tales como hemiplejía, cambios en la vista o confusión, por lo que los pacientes fueron dados de alta a los ocho días. Confirmar la relación entre el grado de hinchazón producido y los daños neurológicos tendrá que esperar a nuevas investigaciones.

Copyright The Lancet

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de septiembre de 1993