Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos grupos de palestinos matan a tres soldados israelíes en Cisjordania

La tensión en Oriente Próximo, que la gira del secretario de Estado norteamericano, Warren Christopher, parecía haber aplacado, volvió a crecer el jueves y el viernes con varios enfrentamientos entre israelíes y palestinos en Císjordania y en el sur de Líbano, que provocaron en total la muerte de tres soldados israelíes y de un palestino.Un soldado israelí fue raptado y asesinado en la noche del jueves en Cisjordania, según informaron ayer fuentes militares en Jerusalén. El militar fue secuestrado por tres palestinos cuando hacía auto stop cerca de Ramalá. Los ocupantes del coche que lo recogieron lo mataron antes de quemar su cuerpo en el interior del vehículo, que fue encontrado unas horas más tarde.

El Ejército estableció controles alrededor de la ciudad e impuso el toque de queda, pero no encontró a los autores del hecho. Una acción similar, en el mes de diciembre pasado, fue la que provocó la expulsión por el Gobierno hebreo hacia Líbano de más de 400 palestinos.

Ayer, la Cisjordania ocupada volvió a ser el escenario de enfrentamientos con un intercambio de disparos, cerca de Elqana. Un comando de tres palestinos detuvo un cúche cerca de un puesto del Ejército israelí y empezó a disparar, matando a dos soldados. Los militares replicaron al ataque, mataron a un palestino e hirieron a otro, mientras el tercero, el conductor del vehículo, lograba escapar.

La tensión subió también en la zona de seguridad establecida por Israel en el sur de Líbano, donde combatientes de Hezbolá atacaron con cohetes posiciones del Ejército hebreo y sus aliados libaneses. El viceministro de Defensa israelí, Mordejai Gur, advirtió que se reaccionará "con la máxima energía" si hay más ataques de la guerrilla integrista. El Ejército israelí desencadenó la semana pasada, en represalia contra las acciones del Hezbolá, una ofensiva en el sur de Líbano que costó la vida a 132 personas.

La gira de Christopher

Estos incidentes empañaron el último día de la gira del secretario de Estado norteamericano. Christopher abandonó ayer la zona con destino a Italia tras una nueva visita a Damasco, la segunda en 48 horas, durante la cual volvió a entrevistarse con el presidente Hafez al Asad, aparentemente para comunicarle la respuesta israelí a las últimas propuestas siriás. El jefe de la diplomacia norteamericana aseguró que se sentía- "alentado" por este nuevo contacto, pero que seguía habiendo "obstáculos" en el camino hacia la paz.La perspectiva de un acercamiento entre Israel y Siria- está preocupando a los palestinos. En un comunicado emitido desde Túnez, la direccion de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) volvió ayer a recordar a los árabes que participan en las negociaciones de Washington que el objetivo de las conversaciones es lograr una "paz global" en la región, y no llegar a acuerdos por separado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de agosto de 1993