Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La elección de Hosokawa como primer ministro japonés acaba con 38 años de monopolio liberal

Morihiro Hosokawa, el aristócrata que se convirtió en abanderado de la lucha contra la corrupción en la campaña para las elecciones celebradas el 18 de julio, fue elegido ayer en el Parlamento 790 primer ministro de Japón, después de dos días de retraso en las votaciones, que fueron complicadas por los obstáculos impuestos por los diputados del Partido Liberal Democrático(PLD) y los errores de procedimiento. La elección de Hosokawa, que encabeza coalición de siete partidos socialistas y conservadores, pone fin a la hegemonía de poder que durante 38 años tuvo el PLD.

MÁS INFORMACIÓN

Hosokawa logró 262 votos de los 511 con que cuenta el Parlamento. Su rival, el candidato del PLD Yohei Kono, logró 224 votos. Las votaciones fueron accidentadas. El jueves, a la dimisión del Gobierno debía haber seguido la votación del nuevo primer ministro. Pero las maniobras dilatorias de los diputados del PLD retrasaron la elección.Una de las batallas de estos dos últimos días giró en tomo a la elección del nuevo presidente del Parlamento, encargado de elegir la agenda de la designación del primer ministro. Tras nueve horas de negociaciones, el ex partido gubernamental y el la oposición llegaron ayer a un acuerdo para que el cargo recayese sobre la ex presidenta de los socialistas, Takako Doi, de 64 años, la primera mujer en la historia japonesa que ' accede a este estratégico puesto.

Poco después de haber sido elegida, Takako Doi tuvo que suspender temporalmente la elección del primer ministro. Cuando el último parlamentario llamado por los empleados de la poderosa Cámara baja del Legislativo pasó por delante de la mesa de la presidencia, tal como requiere el procedimiento de votación, se escucharon, multitud de gritos de parlamentarios del PLD. Al menos 20 de

los diputados del ex partido gubernamental, aseguraron que no habían sido llamados para ejercer el voto.

Tras más de media hora de gritos, carreras por los pasillos y una gran confusión, la presidenta de la Cámara, anunció que se aplazaba la votación.

El nombramiento del primer ministro y su próxima formación de Gobierno sigue a una crisis política que se ha prolongado durante 50.días. El pasado 18 de junio, el entonces primer ministro Miyazawa, que mantuvo este cargo durante 21 meses, perdió una moción de censura contra su gestión en el Parlamento por su fracaso en el intento de realizar una reforma del sistema político japonés. El malestar creado por los numerosos escándalos de nepotismo y corrupción animaron el voto de castigo contra el PLD.

Hosokawa, uno de los antiguos miembros del PLD que abandonaron dicho partido en protesta por la corrupción de sus líderes, deberá reunirse este fin de semana con los dirigentes de la coalición de siete partidos. que lidera y que se halla integrada por el Partido Socialista, Shinseito (Partido de la Nueva Vida), Koineito (Partido del Gobierno Limpio, Nuevo Partido de Japón, Democrático Social (PDS), Sakigake y Social Demócrata Unido (PS.DU).

Se espera que Hosokawa anuncie, el lunes, la formación del nuevo Gobierno que, según informaciones procedentes de su entorno, estará formado porpersonalidades del mundo económico, empresarial y financiero del archipiélago. Por ejemplo, el fundador y presidente de la multinacional electrónica Sony, Akio Morita, suena como favorito para ocupar el puesto de ministro de Asuntos Exteriores del nuevo Gabinete.

Reformas drásticas

La filosofia del nuevo primer ministro se centra en la necesidad de reformas políticas drásticas que considera indispensables para que Japón pueda adaptarse a las exigencias del mundo moderno. En especial, Hosokawa apuesta por prohibir a las empresas que subvencionen los partidos políticos; la introducción de una dosis de proporcionalidad para garantizar una mejor representación popular en el Parlamento y acelerar en la descentralización.La conducta de los políticos en la conflictiva votación que ayer dio la puntilla al monopolio del Gobierno del PLD, deja ver que la deliberación y.aprobación de los proyectos de ley, en el futuro, serántan largas como tortuosas. Según los observadores políticos, Hósokawa tendrá dificultades para armonizar su variopinta coalición frente a la oposición del PLD que se supone volverá a recurrir a la estrategia obstruccionista en el Parlamento para" Pavorecer, las divisiones entre los miembros de la coalición, que divergen en temas claves.

Pocos confían en que se adopten medidas económicas reales antes de que el Parlamento alcance acuerdos sobre la reforma política, que se plantea como prioritaria, lo que implica un retraso en la toma de decisiones sobre problemas urgentes relativos a la revitalización económica y que se perfilan como básicas en un país que vive de la exportación y que atraviesa una época de recesión.

El. ministerio de Economía está intentando fijar el nuevo presupuesto para el año fiscal que comenzará el próximo 1 de abril y que prevé finalizar para mediados de agosto para que sea aprobado, como es tradicional, a finales de diciembre. Los empresarios han pedido un presupuesto suplementario para este año fiscal que incluya recortes de impuestos. El retraso en las medidas fiscales podrían aumentar la presión sobre el Banco de Japón para que baje los tipos de interés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de agosto de 1993

Más información

  • La socialista Takako Doi, primera mujer que preside el Parlamento nipón