Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kózirev: "Es un plan para extinguir el incendio"

El ministro de Exteriores de Rusia, Andréi Kózirev, manifestó ayer en Moscú que el programa de acción conjunta para "extinguir el incendio de la guerra en Bosnia" pone las condiciones para regular el conflicto en la ex Yugoslavia. El programa de acción conjunta, aprobado la semana pasada en Washington, avala de hecho las conquistas territoriales serbias y, por tanto, puede ser acogido sin grandes objeciones por los sectores nacionalistas rusos con los que tiene que bregar habitualmente Kózirev cuando apoya iniciativas percibidas como antiserbias por estos sectores.A su regreso de la capital norteamericana, Kózirev dijo ayer que los resultados del referéndum en Bosnia pusieron de manifiesto la necesidad de tomar medidas urgentes para evitar que "descarrilara" el plan de paz de David Owen y Cyrus Vance. Según el ministro, había que pasar urgentemente "al ataque" para que los esfuerzos de los copresidentes no hubieran sido "en vano" y para que las fuerzas agresivas en este país no utilizaran la situación y organizaran un derramamiento de sangre. Comentando la actitud negativa del presidente bosnio, Alia Izetbegovic, ante el giro de la política aliada, Kózirev afirmó que la situación es "muy difícil de resolver" y afirmó que se ha superado el punto en que era posible esperar resultados o decepciones inmediatas.

Por otra parte, parece inminente que Ucrania incremente con un segundo batallón, formado por 700 hombres, su presencia en el territorio de la antigua Yugoslavia, según señalaron ayer medios diplomáticos occidentales en Kiev. La voluntad ucrania de desempeñar un papel más activo en los esfuerzos diplomáticos por resolver el conflicto se puso de manifiesto durante la visita a Kiev, este fin de semana, de Owen y Thorvald Stoltenberg, copresidentes del comité coordinador de la Conferencia de Paz de la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1993