Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro y la devaluación de la peseta le explotan al PSOE en plena campaña

La campaña electoral y los mercados monetarios se convulsionaron ayer al anunciarse la tercera devaluación de la peseta en nueve meses. La moneda española se depreció un 8%, arrastrando al escudo portugués, que perdió un 6,5%. El cambio de paridad de la peseta en el Sistema Monetario Europeo va acompañado de un descenso de los tipos de interés de 1,5 puntos, anunciado ayer por el ministro de Economía, Carlos Solchaga, y seguido ya anoche por los grandes bancos, que recortaron sus tipos en tomo a un punto. La devaluación culminó un jueves negro para la economía española: la Encuesta de Población Activa reveló que el paro afecta ya a 3,3 millones de españoles al crecer en más de 250.000 personas en el primer trimestre, y la inflación de abril pegó un nuevo tirón del 0,4%, muy por encima de lo esperado.

El jueves negro se inició poco después de abrirse el mercado, cuando el Banco de España anunció que: dejaba de intervenir en apoyo de la peseta, al tiempo que solicitaba al Comité Monetario un reajuste de las parida des. La inminencia de la devaluación pilló por sorpresa a los operadores -acostumbrados a que estos acuerdos se tomen siempre en fin de semana, cuando los mercados están cerrados en todo el mundo- y movió de forma espectacular el mercado de valores. La Bolsa de Madrid registró un récord de contratación, más de 64.665 millones de pesetas, y cerró con una subida de 9,96 puntos (el 4,12%). Finalmente, a última hora de la tarde, el tipo de cambio central con respecto al marco pasó a ser de 79,11 pesetas. La divisa española ha perdido ya un 21,7% de su valor en ocho meses.El presidente del Gobierno, Felipe González, manifestó anoche que la devaluación "va a permitir que bajen los tipos de interés, y significa el punto de partida de la recuperación". Solchaga, a su vez, atribuyó la caída de la peseta más a las incertidumbres políticas creadas por la convocatoria de elecciones que a la situación real de la economía española.

Aznar, a quien la City londinense atribuyó una parte de responsabilidad en la aceleración de la crisis, arremetió contra el Gobierno, cuya debilidad "ha provocado una recesión muy grave, tres devaluaciones y un gasto de reservas que hipoteca el futuro de España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 1993

Más información

  • 'JUEVES NEGRO' PARA LA ECONOMÍA ESPAÑOLA