Dejar de fumar no engorda, según un estudio médico en EEUU

Un estudio realizado por médicos de la Universidad de California descarta que la extendida idea de que, cuando se deja de fumar, se produce un cambio de metabolismo que ocasiona aumento de peso.

El informe asegura que no existe prueba científica que apoye la teoría de que, cuando un fumador habitual abandona el tabaco se produce un aumento de peso, porque los cigarrillos evitan engordar.

el doctor Marc Hellerstein señaló que el aumento de pesa tras dejar de fumar se produce "porque se queman menos calorías o se come más, no porque el tabaco tenga un efecto particular en las células que frenan el aumento de peso".

El estudio demuestra que se queman más calorías cuando se fuma que cuando se deja el tabaco - un 5% más-, pero no se ha encontrado explicación a este hecho.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS