El alto el fuego en Srebrenica está al borde del colapso

El alto el fuego en Srebrenica acordado bajo mediación de las Naciones Unidas hace tres días parecía ayer condenado al fracaso. Los comandantes de Unprofor solicitaron a la cúpula militar serbia de Bosnia una ampliación de 72 horas del plazo previsto para recolectar las armas de los soldados musulmanes en Srebrenica ante las reservas de éstos a desarmarse. El vicecomandante de las tropas serbias, Milan Gvero, rechazó una extensión del plazo y también una retirada de sus líneas de ftente en torno a la ciudad asediada, que, según el general francés Pbilippe Morillon, era también parte del acuerdo.

, El plazo para el cumplimiento de las condiciones del acuerdo firmado por el comandante serbio Ratko Miadic y el jefe del Ejército bosnio, Sefer Halilovic, vence hoy al mediodía, pero "será difícil completar esta operación, dada su complejidaU, decía ayer Barry Frewer, portavoz del Unprofor en Sarajevo.El mediador internacional David Owen inicia hoy una visita a Belgrado. Owen será recibido con abierta hostilidad, según anunciaba ayer la prensa serbia, debido a su reciente apoyo a una intervención armada contra objetivos militares serbios. Owen intentará, una vez más, convencer a Belgrado de que ejerza presión sobre los serbios de Bosnia para que firmen el acuerdo de paz auspiciado por la ONU o se preparen para nuevas acciones internacionales.

Ante el previsible fracaso del nuevo, esfuerzo pacificador, se intensificó ayer la actividad diplomática occidental para coordinar eventuales nuevas medidas. El presidente norteamericano, Bill Clinton, se reunió con sus asesores políticos y militares. También mantuvo una entrevista telefónica con el presidente francés, François Mitterrand, "dedicada exclusivamente a Bosnia", según insistió el Elíseo.

El puente aéreo entre las localidades musulmanas de Tuzla y Srebrenica, en Bosnia oriental, ha terminado. Los helicópteros Sea King británicos y los Puma franceses completaron, en sólo tres días, la evacuación de casi medio centenar de personas gravemente heridas durante el asedio. Sin embargo, la situación seguía siendo extremadamente tensa. Se produjeron tiroteos aislados sobre la ciudad procedentes de las posiciones serbias en las montañas de alrededor. Un disparo alcanzó a uno de los helicópteros británicos, pero sin ocasionar daños de importancia.

Zonas protegidas

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) no quiere que se repita en otros puntos la dramática situación que se ha vivido estos días en Srebrenica y ha propuesto la declaración urgente como zonas protegidas de Zepa y Gorazde, localidades musulmanas sitiadas desde hace más de un año por las milicias serbias.

Ningún representante de los organismos internacionales lo dice abiertamente, pero todos consideran aquí un gravísimo error que las sanciones internacionales contra Serbia y Montenegro no entren en vigor hasta el 26 de abril. "Es como darles un plazo para que acaben su trabajo de limpieza étnica en Bosnia oriental", asegura un miembro de las Naciones Unidas en Bosnia-Herzegovina.

La clave ahora para conocer la evolución de los acontecimientos es saber si los defensores musulmanes de Srebrenica están dispuestos a entregar sus armas antes de las once de la mañana de hoy, tal y como prevén los acuerdos de alto el fuego, si es que no hay una prórroga de última hora. Los musulmanes insinúan ya de forma clara que las armas no pueden ser entregadas sin que los serbios retiren a la vez su artillería de las colinas que rodean el enclave musulmán. De otra forma, dicen, se trataría de una rendición sin garantías.

En paralelo al frente de guerra entre musulmanes y serbios, activo en la zona oriental del país, en Bosnia central y en la Herzegovina el nuevo frente de batalla entre croatas y musulmanes se deteriora con gran rapidez. En Vitez, donde se encuentra el destacamento de cascos azules británico, se han producido intensos combates entre croatas y musulmanes por quinto día consecutivo. Un soldado británico resultó herido.

'Cascos azules' españoles

El jefe de las tropas de la ONU en en Bosnia-Herzegovina, el general francés Philippe Morillon, se entrevistó ayer con representantes musulmanes y croatas en Medjugorje, cuartel general de los cascos azules españoles en Bosnia. Morrillon aseguré que ambas partes acordaron ordenar un cese inmediato de las hostilidades. Sin embargo, el general dejo traslucir un cierto pesimismo sobre la aplicación del mismo "debido a la falta de comunicaciones sólidas".

Fuentes del Ministerio de Defensa español aseguraron ayer que, en el curso de la reunión entre croatas y musulmanes bajo el padrinazgo de Morrillon, ambas partes pidieron que haya una presencia de cascos azules españoles en Mostar, Konjic: y Prosovici, para apaciguar la tensión.

Ayer se registraron fuertes combates entre musulmanes y croatas en las inmediaciones de Mostar. El centro histórico de esta ciudad, ya en ruinas por los bombardeos serbios del pasado año, fue sometido ayer a un ataque con granadas desde posiciones croatas.

En Jablanica, donde se halla el puesto más avanzado de las tropas españolas, también siguen los intercambios artilleros entre croatas y musulmanes. La carretera está sembrada de minas. La avanzadilla de la Agrupación Canarias, recién llegada a Bosnia-Herzegovina desde España, tuvo que protegerse en los refugios el pasado fin de semana ante la intensidad del fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de abril de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50