Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Queremos el poder ahora"

Más de 1.000 personas marcharon ayer hasta la casa de Chris Hani, el secretario general del Partido Comunista de Suráfrica asesinado el pasado sábado, en el suburbio racialmente mixto de la ciudad de Boksburg, al este de Johanesburgo. Los manifestantes portaban lanzas y hachas. "Queremos el poder y lo queremos ahora", clamó ante ellos el líder de las juventudes del Congreso Nacional Africano (ANC), Peter Mokaba. "Queremos a Nelson Mandela en el poder, ya", añadió.Otro dirigente del ANC, Mondli Gungubele, pidió a los manifestantes que no atacaran a los blancos residentes en la zona. "No estamos aquí para desencadenar una guerra racial", dijo. No obstante, en Mamelodi, un gueto de Pretoria, uno de quienes intervinieron en un mitin clamó: "Ya es hora de decir a nuestros dirigentes que hemos soportado demasiado y que ha llegado la hora de replicar".

El ANC, el Partido Comunista y el sindicato negro Cosatu emitieron ayer un comunicado en el que solicitan una investigación internacional para esclarecer el asesinato de Hani. El texto manifiesta también su preocupación por el hecho de que el arma con que fue asesinado Hani hubiera sido robada a la Fuerza Aérea surafricana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 1993