Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Evasión con un tanque de una cárcel alemana

Unos desconocidos facilitaron la evasión de un preso de una cárcel cercana a Marburg, en el centro de Alemania, al derribar uno de los muros con un tanque robado al Ejército, según la policía.El evadido, Lothar Tuft, un triple asesino de 53 años condenado a cadena perpetua en 1986, logró su propósito tras irrumpir en el patio de la prisión un carro blindado del tipo Fuchs, de 18 toneladas y seis ruedas. Tuft subió al tanque, cuyo conductor lo hizo salir por la misma brecha por la que entró.

La policía intenta localizar al evadido y al ladrón o ladrones del blindado, que fue descubierto abandonado, una hora más tarde. Se ha lanzado una orden de busca de un Volkswagen azul oscuro matriculado en Darmstadt, por sospecharse que sus ocupantes están involucrados en los hechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de abril de 1993