Londres protesta por los ataques de pesqueros franceses contra su Marina

El Gobierno británico protestó ayer con indignación contra la conducta de los pescadores franceses que el domingo se permitieron asaltar un buque de la Royal Navy y retuvieron cinco horas a tres marinos de una segunda nave. El Foreign Office convocó al embajador francés y ordenó a sus diplomáticos en París que elevaran una queja oficial ante el Ministerio de Exteriores. Para mal de los británicos, la Administración francesa estaba ayer de mudanza y sólo se obtuvo un vago compromiso acerca de una futura investigación de los hechos.

Las autoridades británicas temían ayer por la tarde nuevos incidentes, ya que una flotilla de 15 pesqueros franceses se dirigía a los caladeros de las islas del Canal, en aguas del Reino Unido. Sin embargo, los pescadores franceses se avinieron a última hora de ayer a negociar y pusieron rumbo a puerto.

La caída de los precios del pescado, al nivel de hace 10 años, y las importaciones de pescado ruso han crispado a los pescadores franceses y británicos. Los primeros demostraron su audacia el pasado fin de semana, entrando a faenar en aguas británicas y burlándose de las patrulleras que protegían los caladeros. Una bandera quemada, tres marinos retenidos durante horas en Cherburgo y una magulladura en el orgullo naval británico fueron el resultado de estas andanzas.

Un grupo de diputados británicos reaccionó pidiendo al Gobierno que ordenara el uso de armamento a las patrulleras del canal. El subsecretario de Pesca, David Curry, tuvo que recordarles que las guerras napoleónicas habían terminado y que la única solución estaba "en manos de las autoridades de París". "Mi mensaje a los franceses es que dejen de hacer esas cosas, porque no lograrán nada. No van a intimidarnos", manifestó el subsecretario de Pesca.

La batalla naval anglo-francesa comenzó el viernes, cuando una patrullera británica abordó un pesquero galo que faenaba dentro del límite de seis millas en torno a las islas del Canal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS