Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aranda retrata con ironía el nacionalismo catalán en 'El amante bilingüe'

La película, basada en la novela de Juan Marsé, se estrena el 2 de abril

Como una comedia esperpéntica y grotesca definió ayer Vicente Aranda su película El amante bilingüe, que se estrenará en las pantallas españolas el próximo, 2 de abril. Aranda ha hecho uso de una finísima ironía para enfrentarse tanto al erotismo, tan presente siempre en su filmografía, como al nacionalismo catalán. Barcelonés de nacimiento, Aranda aspira a que su película sea bien entendida en Cataluila. Imanol Arias y Ornella Mutti protagonizan El amante bilingüe, con guión del propio Aranda basado en la novela de Juan Marsé y que se ha rodado en catalán y castellano.

El amante bilingüe narra la historia de Juan Marés, un hombre de origen modesto, que conoce a Norma Valenti, hija única de una acaudalada familia de raigambre catalana, que trabaja en el departamento de normalización lingüistica de la Generalitat. A pesar de las diferencias de origen social y económico contraen matrimonio. Pese a su catalanismo, ella tiene una enorme debilidad sexual por limpiabotas, camareros o peones de origen humilde, todos ellos charnegos. El matrimonio se separa y Juan, reducido a la mendicidad y dedicado a tocar el acordeón por las esquinas de Barcelona, sigue entregado a una apasionada devoción por Norma. La esquizofrenia se va instalando poco a poco en la mente de Juan, hasta que su personalidad se desdobla en otro personaje: Juan Faneca, un charnego pintoresco y fulero con el que consigue reconquistar a su ex mujer. Este personaje ficticio empieza a comer terreno al personaje real hasta hacerse dueño de su voluntad, su memoria y su lengua.Vicente Aranda negó ayer, durante la presentación del filme, que con esta película quiera ajustar cuentas como barcelónes en el tema del nacionalismo catalán, con el que siempre se ha mostrado en contra de una manera instintiva. "No hago ajustes de cuentas. Me gustó el tratamiento que le daba Juan Marsé en la novela. Las ironías no se llevan bien en Barcelona por parte de los estamentos oficiales y yo que lo que he hecho es contribuir a que esto se nivele de alguna manera". A pesar de su ironía en el tratamiento del bilingüismo -"todo es bilingüe en la película, hasta los polvos", explicó de esta manera tan directa Loles León-, Aranda aspira a no tener problemas en Cataluña. "En Barcelona todo es muy serio y hay poca capacidad de aguante, como la que había aquí [en Madrid] en los primeros años de la democracia. Yo caricaturizo una situación que espero que entiendan y no se enfaden", dijo el director.

Esta primera incursión en la comedia cinematográfica por parte de Aranda ha sido paralela a la de Juan Marsé para quien también su novela El amante bilingüe supuso su primera creación en tono de comedia. Considerado el adaptador cinematográfico dle Marsé -La muchacha de las bragas de oro y Si te dicen que caí y ahora El amante bilingüe-, Aranda confesó que su película no le ha gustado mucho al escritor. "El me acusa de que en el manoseo de su obra dejo a un lado los aspectos poéticos de sus novelas y sólo utilizo las partes mas duras, pero esto nos pasa siempre", dijo quitándole importancia Aranda.

Imanol Arias vio ayer por primera vez la película entera y se quedó altamente satisfecho. "Aquí está todo con lo que yo he soñado como actor y por ello se la dedico a mis amigos y mi familia. Como Juan Marés, he encontrado en otras vidas algo que me ayuda en la mía". Arias rinde en el filme un homenaje a Paco Rabal, imitando a la perfección su forma de hablar en la serie de televisión Juncal, en la que el actor murciano hacía de viejo torero sevillano retirado. "Lo he hecho con consentimiento de Paco Rabal y de Vicente Aranda". Otros actores de reparto son Loles León y Javier Bardem (Jamón, jamón). Loles León hace de una solitaria simplona y Bardem de un excelente limpiabotas macizo.

La película, que fuera de Cataluña se exhibirá con subtítulos en castellano, ha sido subvencionada por el Ministerio de Cultura y la Generalitat de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1993