Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcalde de Tenerife: "Si somos un lujo para el Estado, que nos suelte"

Santa Cruz de Tenerife

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Emilio García Gómez, dirigente de las Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), protestó ayer por la política del Gobierno central respecto a Canarias en materia económica y en inversiones en infraestructura con unas duras declaraciones de corte nacionalista. "Si somos un lujo para el Estado y no se puede mantener, que nos suelte", afirmó el político canario."¿Es que Canarias no le interesa al Estado español?", se preguntó el alcalde tinerfeño, para quien, "o Madrid asume que Canarias es un hecho diferencial, consagrado en la Constitución, como Euskadi y Navarra, o nos tiene que soltar amarras definitivamente".

García Gómez, cuyo partido gobierna en esta comunidad en coalición con el PSOE, sugirió a los socialistas canarios que "se vayan del PSOE nacional, porque sus compañeros les están tomando el pelo". En su opinión, "la política del Estado español con Canarias, con este pacto o con otro, está siendo lamentable", dijo. Justificó en ello la creación de una coalición electoral nacionalista que aspira a formar tras las próximas elecciones un grupo parlamentario propio.

"Carga africana"

Las críticas del dirigente de AIC van dirigidas, concretamente, a los ministros de Economía y Hacienda y de Obras Públicas y Transportes, a causa del retraso en la aprobación de la reforma económica del Régimen Económico y Fiscal (REF) y el contenido del Plan Director de Infraestructuras. García Gómez se quejó de que en este programa no figure Canarias, "donde nunca habrá AVES ni trenes y adonde tienes que venir como carga africana en aviones en los que no te caben las rodillas ni la bandeja y encima te pierden las maletas". Rechazó unas declaraciones de José Borrell, en las que éste criticaba el "victimismo canario".También se refirió a Carlos Solchaga por su resistencia a acceder a la petición del Parlamento canario sobre incentivos fiscales a la inversión dentro de la citada reforma económica, cuestión que ha provocado que el Gobierno autónomo se encuentre al borde de una crisis. García Gómez aseguró que su partido está dispuesto a "entender que haya razones de Estado, pero que se nos diga claro", dijo.

En este sentido, el vicepresidente del Gobierno autónomo, Manuel Hermoso, de las AIC, aseguró ayer en conferencia de prensa, que su partido no piensa romper, el pacto de Gobierno con el PSOE por la citada discrepancia en materia económica, y que prefiere posponer la ley antes que un acuerdo insuficiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de marzo de 1993