Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del 'aparato' terrorista de Escobar se entrega por sorpresa a la policía colombiana

La inesperada entrega de Carlos Alzate Urquijo, alias Arete, a la policía colombiana en un lugar de Medellín representa un durísimo golpe para Pablo Escobar. Arete, de 32 años, era el jefe del aparato terrorista de Escobar y presunto responsable de los últimos atentados. Alzate, por cuya captura se había ofrecido una recompensa de más de 15 millones de pesetas, desea acogerse a las medidas de gracia ofertadas por el Gobierno, según dijo al entregarse a la fiscalía de Antioquia. Desde 1991, el Gobierno de César Gaviria ha aprobado diversos decretos que permiten reducciones de pena para aquellos narcotraficantes que colaboren con la justicia. Esta figura del arrepentido ha dado ya importantes resultados: en octubre se entregó Luis Aguilar, El Sucio, responsable de los atentados contra policías.La presión contra Escobar es cada vez mayor. Junto al cerco policial se multiplican en los últimos días las acciones del grupo Perseguidos por Pablo Escobar (PPP), que ayer incendió la finca La Manuela, en Medellín. La finca lleva el nombre de su hija. El mensaje es claro: Los pepes ya pisan los talones a su familia.

[La policía colombiana detuvo ayer en Bucaramanga al guerrillero Luis José Meneses, uno de los dirigentes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informa Efe].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de febrero de 1993