_
_
_
_

Clinton anuncia que en julio se dará vía libre a los homosexuales en el Ejercito de EE UU

Antonio Caño

Fruto de un delicado pulso de poder, y en un paso trascendental en la reforma del Ejército norteamericano, el presidente Bill Clinton anunció ayer el levantamiento, a partir del próximo 15 de julio, de la prohibición para que los homosexuales puedan servir en las Fuerzas Armadas. La decisión, que podría provocar reacciones contrarias entre algunos líderes militares y parlamentarios republicanos, incluye la eliminación de la pregunta sobre la inclinación sexual de los aspirantes a vestir el uniforme.

Más información
Controversia y encuestas

Clinton aceptó algunas concesiones sobre el tratamiento, durante estos casi seis meses de período interino, de los casos de homosexuales que ya se han declarado anteriormente.El presidente afirmó que la orden ejecutiva que levantará la prohibición a los homosexuales incluirá un estricto código de conducta para garantizar que ninguno de los miembros de las Fuerzas Armadas tiene un comportamiento sexual y moral contrario a los códigos de disciplina del Ejército.

El presidente del comité de Fuerzas Armadas del Senado, Sam Nunn, declaró, inmediatamente después del anuncio de la Casa Blanca, que respaldaba la decisión de Clinton y que esperaba que, durante el periodo de seis que se abre ahora, se pudieran estudiar todos los problemas que la aplicación de esta decisión puede generar.

El jefe da la mayoría demócrata en el Senado, George Mitchell, manifestó que Clinton había demostrado "un fuerte liderazgo" y "un firme apego ajos principios" con las medidas anunciadas ayer, después de varios días de negociaciones.

Promesa cumplida

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El presidente afirmó que esta decisión, fruto de un acuerdo con el Congreso y el Pentágono, no representa exactamente sus intenciones sobre este asunto pero sí recoge lo fundamental de lo que había prometido durante su campaña electoral. La decisión del presidente ha sido recibida con satisfacción por las organizaciones de homosexuales.De acuerdo a los planes de Clinton, el levantamiento de la prohibición a los homosexuales en el Ejército se hará de forma escalonada, según las siguientes normas:

- Se pone un plazo preciso para acabar con la ley discriminatoria en las Fuerzas Armadas. "He pedido al secretario de Defensa que presente antes del 15 de julio un proyecto de orden ejecutiva que pondría fin a la actual política de exclusión del servicio militar únicamente sobre la base de la orientación sexual y, al mismo tiempo, establezca rigurosos niveles de conducta sexual para todo el personal militar" declaró el presidente. Durante este plazo de seis meses, el Gobierno, el Congreso y el Pentágono estudiarán la forma concreta en que debe aplicarse la orden del presidente.

- "El Estado Mayor ha aceptado retirar la pregunta sobre la orientación sexual en las futuras versiones de solicitud de alistamiento y no se volverá a preguntar a los aspirantes" dijo Clinton.

- El Departamento de Justicia seguirá adelante con los casos de homosexuales expulsados de las fuerzas armadas que solicitan su reincorporación.

- El Congreso abrirá, probablemente en marzo, una investigación sobre este asunto.

- Los casos abiertos contra homosexuales ya declarados a los que se quiera expulsar por sus orientaciones sexuales serán suspendidos mientras se realiza la investigación del Congreso.

La posición de Clinton encontró, indirectamente, el respaldo de un juez de distrito de California, que el jueves consideró "sin ninguna justificación" la expulsión de la Marina de un suboficial, Keith Meinhold, que había reconocido por televisión que era homosexual.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_