Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CRIMEN DE ALCÀSSER

Los cuerpos estaban en una fosa "muy bien hecha"

Los féretros con los cuerpos de las tres víctimas llegaron a las 22.45 de ayer al cuartel de la Guardia Civil de Llombai. Poco antes de las 12 de la noche, salieron del cuartel tres furgones funerarios con los ataúdes, que fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense de Valencia.Tras el hallazgo, la Guardia Civil requirió los servicios de una funeraria de la cercana localidad de Alberic. Según uno de los trabajadores de esta funeraria que participó en la exhumación de los cadáveres, Rafael Carboneres, de 71 años, el aviso llegó a la empresa a la una de la tarde. Este trabajador señaló que los cuerpos estaban enterrados en una fosa de aproximadamente 1,5 por 2 metros, "muy bien hecha", y añadió que reconoció en uno de ellos la cara de Desirée. También dijo que los cuerpos no estaban tan irreconocibles como indicaron otras fuentes. Según el testimonio de este empleado de la funeraria de Alberic, las lluvias del pasado diciembre pudieron provocar un corrimiento de tierras que dejó al descubierto el brazo de uno de los cadáveres. Debido a lo escarpado de la zona, los cadáveres tuvieron que ser bajados del monte en vehículos todoterreno. Vecinos de Llombai comentaron que para llegar hasta el punto en que fueron hallados los cadáveres hay que conocer muy bien la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1993