Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa occidental acapara casi la mitad de las líneas telefónicas del mundo

Europa occidental cuenta con el 43% de las líneas telefónicas del mundo a pesar de que tan sólo tiene una población de apenas el 15% mundial, mientras los países del Este europeo tienen un déficit de 60 millones de líneas. África es el continente peor comunicado, ya que posee 100 veces menos líneas que el mundo desarrollado y 10 veces menos que América Latina. Por otra parte, en Europa occidental el fax ha crecido en los últimos seis años casi un 100%.

Estos datos, que se encuentran en los últimos informes, tanto sectoriales como globales, de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), con sede en Ginebra, muestran una vez más la radical diferencia en recursos comunicativos entre los países pobres y ricos.En uno de los informes detallados de la UIT sobre el estado de las telecomunicaciones en Europa se constata una reducción del 50% durante los últimos 10 ños en el envío de telegramas y de cerca del 100% en la transmisión por télex. Por el contrario, el uso del teléfono ha aumentado en más del 200% en Europa en los últimos 10 años.

En cuanto a la utilización de los telecopiadores o telefax, servicios asociados a las transmisiones telefónicas, desde 1986 se ha registrado una progresión de cerca del 90% en el conjunto de los países de la CE y de la EFTA. En España, el salto ha sido considerable. De 6.500 telefax en 1986 se ha pasado a 350.000, mientras que los abonados al videotex han pasado en el mismo periodo de 1.000 a 300.000. En cuanto a los teléfonos móviles, la progresión ha sido de 1.800 en 1986 a 110.000 en 1991.

En relación con el teléfono público, Suiza aparece con el mayor número de cabinas por habitante, y pasa a la 11ª posición en cuanto a las averías por cada 100 líneas principales. Independientemente de que funcionen o no, España cuenta con un promedio de un teléfono público por 1.000 habitantes, para situarse en la 31ª posición europea. En relación con las tarifas, España es, junto con Islandia, el país que más cobra por llamada media (unas 400 pesetas por cada tres minutos).

En cuanto al promedio de espera para obtener un teléfono, es de menos de un año en los países de la CE y de la EFTA, y puede llegar a ser de ocho años en la Europa del Este y de incluso 15 años en la ex Unión Soviética. Las disparidades entre los países europeos son elocuentes en cuanto a su red diponible, 69 líneas por 100 habitantes en Suecia o 60 en Suiza, frente apenas 34 líneas principales por cada 100 habitantes en España. En las listas de espera de instalación, España ocupa el tercer puesto europeo, con 244.167 solicitudes en 1991.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de diciembre de 1992

Más información

  • Aumentan los fax y disminuyen los telegramas