Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un corto sobre el terrorismo gana el primer premio del Festival de Alcalá

Alcalá de Henares

El cortometraje de ficción Huntza (La hiedra) del madrileño Antonio Conesa continúa cosechando premios. Tras conseguir varios galardones en los certámenes de Huesca, Alicante, Gijón y Elche recibe hoy el primer premio del 221 Festival de Cine de Alcalá de Henares, dotado con 500.000 pesetas.

Basado en una idea de Jorge Simonet, Antonio Conesa "fascinado por el problema vasco" plasma en un Huntza, tres visiones de los efectos que causa el fenómeno terrorista en la sociedad guipuzcoana. Los puntos de vista de un joven que es testigo de la muerte de un amigo mientras se encuentran sentados en un bar, el asesinato de un guardia civil y la disciplina militar a la que está sometido un chaval integrante de un comando etarra, componen el argumento del corto.

Conesa se mostró ayer satisfecho, ya que este año el nivel del concurso ha sido muy alto, como ha reconocido el jurado para quien elegir a los ganadores ha supuesto una "seria dificultad", aspecto que ha dado pie a realizar dos menciones especiales; Entre tiempo, de Santiago García y Evilio, de Santiago Segura.

El segundo premio dotado con 300.000 pesetas ha recaído en el cortometraje Manualidades, de Santiago Lorenzo, mientras el tercero se ha otorgado ex aequo al corto de animación Balada a Benito, del colectivo Nada que Ver, y al gallego Coitadiños (Angelitos), de Héctor Carré.

'Evilio'

El premio Comunidad de Madrid al que han optado 14 de los 27 cortos presentados, ha recaído en Evilio, de Santiago Segura y J' aeoube, de Antonio Morales. El cortometraje de Santiago Segura, Evilio, una especie de Freddy (el de las pesadillas) Kruger, pero en Euskadi y mezclando de sangre y parodia, se ha convertido en el máximo representante en España del cine basura que en EE UU hace la productora Troma.

El Cielo sube, de Marc Recha ha sido el triunfador de la sección Pantalla Abierta dedicada a los largometrajes españoles que no han llegado a estrenarse en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 1992