Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Policias infiltrados en una red de 'narcos' recibieron 34 millones para blanquear

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha dictado, a petición de la Fiscalía Antidroga, una orden internacional de captura contra dos de los principales narcos colombianos: Fernando Carrillo y Jon Nasser, del cartel de Bogotá. Ambos implantaron hace dos años la trama española de la red de narcotráfico y blanqueo desarticulada el 28 de septiembre en la Operación Green Ice. Los narcos dieron a policías infiltrados casi 34 millones, que fueron blanqueados de forma controlada.

Esta red llevaba funcionando un año en España cuando, en septiembre de 1991, la DEA -departamento antidroga de EE UU- comunicó a las autoridades españolas que la banda de Carlos Urquijo Illera ofrecía a un agente encubierto norteamericano recoger en España los beneficios de la venta de cocaína para enviarlos a cuentas de la banda en América.Para el blanqueo, los responsables de la investigación autorizaron la apertura de una cuenta en un banco español. Un agente de la DEA dio a Urquijo el número de un teléfono móvil para que los narcos de España contactasen con él. La emisaria de Urquijo fue una colombiana, Lorena Sánchez Mayorga, Sandra, que se hospedó en el hotel Costa-Lago de Torremolinos con Enrique Acosta Ospina.

El 12 de noviembre se hace la primera entrega del dinero, en el Paseo Marítimo de Torremolinos. Los dos subordinados de Sandra dieron a los agentes, un español y un norteamericano, 10.969.000 pesetas. El dinero fue ingresado en la cuenta abierta, cambiado a dólares y transferido al Bank of America de San Francisco, y después al Banco Real de Colombia, cuenta 0079662-8, de Exportadora López Ramírez y Compañía.

El 19 de noviembre, Sandra acuerda otra entrega, de cuatro millones, en el hotel Meliá Castilla de Madrid. Acuden el ecuatoriano José Chaloub y el colombiano José Ricardo Martínez Uribe y los dos agentes. Se ingresan en la cuenta controlada, y, en dólares, se transfieren, por orden de Urquijo, al Bank of America de San Francisco y de ahí al Banco Unión Colombiano de Barranquilla, cuenta 561.619/8, de Comercializadora Urquijo y Compañía.

La tercera entrega es el 22 de noviembre en el Hotel Wellington, de Madrid. Chaloub comparece con Rafael Velázquez, colombiano. Las 18.9 10.000 pesetas se cambian a dólares y se envían al Bank of America y luego al Banco Unión Colombiano de Barranquilla, cuenta 561619/8. Hacienda y el Banco de España autorizaron el blanqueo controlado de estos 34 millones para conocer las vías del lavado de la banda.

Roberto Poveda, capo colombiano que alertó de Green Ice a sus hombres, facilitó la captura de 144 kilos de coca en 1990 en una entrega vigilada por el juez de la Audiencia Nacional Carlos Bueren y la Fiscalía Antidroga. Alberto García Parras, entonces jefe del servicio Central de Estupefacientes, dio al juez el nombre del confidente. Bueren y la Fiscalía avalan la actuación del comisario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1992

Más información

  • Garzón busca a dos de los mayores 'capos' colombianos de la cocaína