Los obispos piden a los ciudadanos que luchen con su voto para oponerse a la liberación del aborto

La Iglesia hizo ayer un llamamiento a "todas las personas que estén a favor de la vida, católicos o no", para movilizarse en contra del proyecto del nuevo Código Penal, fundamentalmente por lo que se refiere a la liberalización del aborto. El comité episcopal pidió veladamente que los ciudadanos no voten al PSOE, como forma de expresar así su opinión contraria a la nueva ley. Por su lado, los principales partidos de la oposición también se han mostrado contrarios a varios aspectos del proyecto de ley. IU opina que el Gobierno ha actuado con "hipocresía" y "cinismo político" en la regulación del aborto.

Más información

El comité episcopal para la Defensa de la Vida, reunido ayer en Madrid en sesión ordinaria, cree que "nadie puede sentirse indiferente ante una decisión tan grave" como la adoptada por el Gobierno, que "supone, en la práctica, que el aborto será libre en España". Al terminar la sesión, el cardenal Narcís Jubany leyó un comunicado en el que se señala: "Todas las personas que estén a favor de la vida, católicos o no, habrán de comprometerse en la defensa del no nacido frente a las leyes que favorecen el aborto: con su voto en las elecciones, sus opiniones y todas aquellas acciones que en una sociedad libre son aptas para lograr que el Estado y el Derecho se impliquen sin excepciones en la defensa del derecho a la vida".De la lectura del comunicado puede deducirse que la Iglesia se coloca claramente en contra del Gobierno y llama a toda la sociedad para que se sume a esta postura votando a opciones diferentes a las del partido socialista. Sin embargo, Jubany dijo que ignora lo que pueda hacer la Conferencia Episcopal, añadiendo que con este documento no se pretende recomendar a los ciudadanos el sentido de su voto, sino "decir a la gente que piense en conciencia a quién da su voto".

El citado comité episcopal basa su indignación contra la nueva legislación en su creencia de que ésta esconde en realidad la posibilidad del aborto libre, "excluyéndose de toda protección jurídica al nasciturus durante las 12 primeras semanas de su vida".

Jubany no quiso ahondar en el asunto del aborto, pero avanzó que el comité episcopal para la Defensa de la Vida está preocupado por lo relativo a la eutanasia, asunto sobre el que ya está preparando otro documento. El Código Penal se refiere también a la eutanasia, proyectando distintas penas para quien colabora al suicidio de otra persona que para quien ayuda a morir a un enfermo terminal.

Fuentes próximas a la Conferencia Episcopal han expresado duras críticas contra el Gobierno, al que acusan de ofrecer el aborto como única alternativa a las mujeres embarazadas que no quieren tener hijos.

Oposición de los partidos

Monserrat Rutllán, directora de la Asociación Pro-Vida de Cataluña, afirma que el término de "angustia" que se contempla en la nueva ley como causa para que las mujeres puedan abortar es una ambiguedad. "Si se refiere a neurosis, no hacía falta definirlo porque ya estaba contemplado en uno de los supuestos anteriores". Según Rutllán, "situaciones de angustia las tiene todo el mundo", por lo que entiende que así se da "via libre al aborto en toda circunstancia".El PP culpa al PSOE de hacer electoralismo mediante el nuevo Código Penal: "Mientras se olvida de defender a la mujer del delito de aborto, el Gobierno se permite introducir un nuevo supuesto de aborto cuyas razones psicológicas por angustia suponen la admisión del aborto libre el España", dice. Según el PP, "en ningún código, estatuto ni norma jurídica está explicado qué significado tiene la angustia de la mujer".

El presidente del PP, José María Aznar, declaró a Europa Press que el Gobierno ha hecho del Código Penal un "arma arrojadiza" para dividir a los españoles".

El diputado Antonio Romero, de IU, cree que el Gabinete ha actuado con "cinismo político" y ha elaborado un texto legal sobre el aborto que "sigue sin permitir que sea la mujer quien decida". Romero sostiene que el PSOE pretende así "no perder votos ni por la derecha ni por la izquierda". Julio Anguita, coordinador general de IU, declaró a Onda Cero que el cuarto supuesto de la ley del aborto es "vergonzante" y "poco claro".

Jordi Casas, diputado y portavoz adjunto del grupo catalán CiU, considera que "la posibilidad de ampliar las causas de aborto con el supuesto de angustia de la madre es un error de política social del Gobierno socialista". Casas considera "prioritario desarrollar políticas sociales avanzadas que ayuden a resolver las motivaciones que inducen a algunas mujeres a interrumpir el embarazo".

El presidente del CDS, Rafael Calvo Ortega, anunció que su partido solicitará la convocatoria de un referéndum sobre el tema del aborto, teniendo en cuenta la importancia que tiene para el conjunto de la sociedad.

Tomás Iglesias, portavoz de la Asociación de Juristas Progresistas, indicó que "la mejor solución" para el aborto es un ley de plazos. Por su parte, Enrique Collado, miembro de la asociación Francisco de Vitoria, piensa que "el cuarto supuesto es tan genérico que puede significar el aborto sin consecuencias legales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de septiembre de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50