Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer paciente

del mundo al que se le trasplantó un hígado de mandril el pasado mes de junio ha desarrollado una infección y se halla en situación grave, según fuentes del hospital de la Universidad Presbiteriana de Pittsburgh, donde se encuentra internado. El paciente de 35 años no muestra, sin embargo, signos de rechazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de agosto de 1992