Cartas al director
i

La Cumbre de Río y el egoísmo de EE UU

Bush no llevará a cabo medidas restrictivas en cuanto a medio ambiente se refiere. En cambio, es su país el que produce el 25% del CO2 mundial y el que más está dañando la capa de ozono. Este año, Bush está de elecciones, y, está claro, no debe dañar los intereses de sus compatriotas. Quiere seguir cuatro años más en el poder. ¿Para mejorar su país (a su manera) o por el egoísmo personal de seguir siendo el jefe? Es lo segundo, como les ocurre a la mayoría de los jefes.Si Bush (= empresas norteamericanas, el dinero, los que mandan) dice no a la naturaleza, más lógico es que los países menos industrializados no recorten su desarrollo en pos de la ecología, a no ser que haya dinero de por medio. Y como no lo hay, no nos engañemos. En la Cumbre de Río, sólo bonitas palabras y acuerdos que nunca se cumplirán. Pero hoy día, si no fueran los americanos tan egoítas y/o los demás tan sumisos, verdaderamente podrían salvar el planeta.

¡Ojalá todo esto fuera mentira!-

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de junio de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50