Cartas al director
i

Réplicas de CC OO y UGT

El diario EL PAÍS publica hoy [martes 12 de mayo] un editorial con el título ¡Decimos "no "!, que entre admiraciones eleva el tono de quiénes en la empresa editora dicen no a la propuesta realizada por los Secretarios Generales de las Federaciones de Comunicación Social de CC OO y UGT para negociar con los editores de prensa el desarrollo de la huelga general del 28-M en la Prensa escrita diaria.Sorprende el estado de ánimo antisindical que destila el editorial de EL PAÍS, no tanto por su posición ante la huelga como por el lenguaje de trinchera que pone en circulación.

Resulta habitual en su periódico el recurso al insulto y la descalificación (ignorancia, chantaje, amenazas, barbaridades ... ) cuando se trata de valorar el papel de los sindicatos en momentos de conflicto social. De acuerdo con el editorial, los sindicatos ignoran el derecho a la información y el papel de los profesionales en un medio de comunicación. Todo ello, porque los sindicatos de Comunicación pretenden abrir con la AEDE una negociación sobre la huelga del 28M que permita la salida de los periódicos a partir de las 12 horas, con menos páginas y explicando conjuntamente -AEDE y Sindicatos- los motivos. -

Más tarde, EL PAÍS, ignora dos de los tres puntos y se centra en uno, con palabras de desprecio y rechazo, recordando "otros tiempos, afortunadamente superados". Siempre es saludable la vocación democrática de la empresa editora de EL PAÍS y su repudio del franquismo, sobre todo, porque aquéllos eran otros tiempos, en los que algunos de los ahora detractores lo eran menos. El derecho a la información es para CC OO sagrado y por él luchamos como los que más. Nuestro propósito, el 28 de mayo, es hacer compatible el derecho a la información y el derecho de huelga, y por ello ofrecemos una negociación a la AEDE.

Sobran pues, los discursos solemnes y con tufillo doctrinal en defensa de la libertad de expresión, de los periodistas y de la democracia, porque los "acusados" por EL PAÍS de vulnerar aquellos derechos fueron condenados por defenderlos en "otros tiempos" y posteriormente absueltos por los "nuevos tiempos".

Conocemos el Estatuto de re-, dacción del periódico que dirige y nadie pretende imponer inserciones obligatorias como advierte EL PAÍS. Sólo una interpretación retorcida de la propuesta: sindical sobre el desarrollo de la huelga del 28-M en la prensa escrita diaria puede merecer tantos disparates.

El hecho mismo de que los sindicatos propongan una negociación a la AEDE desautoriza el tono excluyente y corporativo del editorial mencionado, que parece, además, unir la suerte de la actitud patronal en la negociación a las pautas de autoridad y grandeza de EL PAÍS.

Quien firma esta réplica no tendrá desautorización de la cúpula de su sindicato, porque huye tanto de las barbaridades propias como de las ajenas.- secretario general de la Federación Estatal de Papel, -Artes Gráficas y Comunicación Social de CC OO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de mayo de 1992.

Lo más visto en...

Top 50