Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el corresponsal de EL PAÍS, Gustavo Gorriti

El periodista peruano Gustavo Gorriti, corresponsal de EL PAÍS, fue detenido ayer, poco después de las 10 de la mañana, por un grupo de unos 15 militares, que se llevaron su ordenador y sus archivos. Poco antes, había establecido contacto con la redacción central para fijar el espacio y temario de las crónicas a enviar. No pudo completarlas.El ministro español de Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, abandonó en dos ocasiones el almuerzo al que asistía en Bruselas con sus homónimos comunitarios para telefonear a Madrid interesándose por la suerte de Gorriti. El director general para Iberoamérica, Yago Pico de Coaña, telefoneó al embajador peruano en Madrid, Jorge Eduardo Toledo, para pedirle la libertad del periodista.

También se puso en contacto con el representante diplomático español en Lima, Nabot-Manuel García, quien hizo la misma petición al primer ministro, Alfonso de los Heros, y al ministro de Defensa, general Víctor Malca, y se trasladó al domicilio del informador, cuya esposa le aseguró que el allanamiento se había producido sin violencia. El ministro de Defensa aseguró ayer al embajador español que el periodista sería puesto en libertad en los próximos días.

Gorriti está considerado como el principal especialista en temas de Sendero Luminoso. Su libro Sendero, historia de la guerra milenaria en Perú es una referencia imprescindible para comprender el origen y desarrollo del más violento grupo insurgente de América Latina. "En esta guerra", dice en el prólogo del libro, "engañosamente pequeña y primitiva, se juega el destino del país".

Una de sus últimas crónicas enviadas por Gorriti se publicó el pasado 27 de marzo. Trataba de las acusaciones de corrupción que la esposa del presidente, Susana Higushi, lanzó contra su familia política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de abril de 1992