Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bosnia-Herzegovina vota por su independencia pese a la oposición serbia

Dos muertos a tiros en un enfrentamiento entre serbios y croatas cerca de la ciudad de Travnik y numerosos incidentes provocados por fuerzas serbias contrarias a la consulta no impidieron ayer una elevada participación en la primera de las dos jornadas del referéndum sobre la independencia de Bosnia-Herzegovina.

MÁS INFORMACIÓN

Al cierre de esta edición, la participación alcanzaba ya cerca del 50% en diversos puntos del país con mayoría croata y musulmana. En Sarajevo, Tuzla y otras ciudades, también acudieron a votar miembros de la comunidad serbia pese a la vehemente oposición a esta consulta del Partido Democrático Serbio.Los votos afirmativos y los emitidos serán prácticamente los mismos ya que los adversarios de la independencia han llamado al boicoteo de la consulta.

En pequeñas ciudades y aldeas de mayoría serbia los musulmanes y croatas ejercieron el voto en domicilios particulares ante la imposibilidad de abrir colegios electorales. Desde Bosanska Grahovo y otras ciudades de las regiones serbias de la Krajina bosnia llegaban a Sarajevo noticias sobre la detención de los miembros de diversas mesas electorales y sobre la presencia intimidatoria de grupos de serbios armados y en parte uniformados.

Fuentes del Gobierno de Sarajevo no dudaban ayer que cuando esta tarde cierren los colegios electorales, en torno al 60% del censo se habrá pronunciado en favor de la independencia de Bosnia-Herzegovina, cifra con la cual considera cumplir todos los requisitos exigidos por la Comunidad Europea (CE) para su reconocimiento internacional. La población de esta república está compuesta por una mayoría musulmana del 45% y dos grandes minorías de serbios (30%) y croatas (18%).

El presidente de Bosnia-Herzegovina, el musulmán Alia Izetbegovic, urgió a la comunidad internacional a un rápido reconocimiento para hacer frente a los intentos de división del territorio de la república que hacen surgir de nuevo el espectro de una guerra.

El presidente del Partido Democrático Serbio, Radovan Karadzic, insistió en que el referéndum era ilegítimo, reafirmó que la secesión de Yugoslavia no puede realizarse contra la voluntad de la nación serbia y anunció la proclamación de una constitución de la nación serbia en Bosnia-Herzegovina.

Los dos muertos de las cercanías de Travnik son al parecer el resultado del intento de un grupo de serbios por cruzar unas barricadas levantadas por croatas que bloquean así desde hace semanas una fábrica de material bélico controlada por el Ejército federal. Ayer, aún no había sido esclarecido quién había abierto fuego.

Incidentes minimizados

Los temores a una siempre posible escalada del conflicto en esta república étnicamente tan mixta inducían ayer a los representantes de la comisión central del referéndum a minimizar todos los incidentes y asegurar que "no tenían información".En pequeñas aldeas cercanas a Sarajevo, los musulmanes y croatas acudieron desde primeras horas de la mañana a votar mientras los serbios celebraban en cementerios e iglesias su cadusnice, día de recuerdo de los muertos.

Observadores internacionales, especialmente de la CE, que en una cifra en torno a los 800 se han desplegado por toda la república para controlar la consulta, informaron ayer en Sarajevo que grupos y autoridades serbias trataron de impedir que los votantes accedieran a las urnas, pero confirmaron también la presencia de votantes serbios en numerosos colegios, sobre todo en los de la capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 1992

Más información

  • Dos muertos en la primera jornada de consulta